martes, 7 de octubre de 2014

MATANZA DE NORMALISTAS EN EL MUNICIPIO DE IGUALA, GUERRERO - MÉXICO

La noche del viernes 26 de septiembre del 2014 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa (una escuela de formación de maestros y conocidos en México por su activismo y por organizar acciones radicales), fueron atacados por policías en la municipalidad de Iguala, hasta donde habían llegado para apoderarse de algunos camiones que utilizarían en protestas. 

Las policías municipales de Iguala atacaron tres autobuses en donde se transportaban normalistas de Ayotzinapa, de la escuela Raúl Isidro Burgos.


"¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!": Mexicanos alzan la voz por 43 desaparecidos.


"Esos policías me daban mala sensación": estudiante de Iguala cuenta cómo sobrevivió

Un estudiante mexicano, participante de los trágicos sucesos en Iguala, que tuvieron lugar el 26 de septiembre y se saldaron con seis muertos, 17 heridos y 43 estudiantes desaparecidos, cuenta su historia.



"El tiroteo continuó durante mucho tiempo. Más policías llegaron y estaban disparando contra nosotros. Me acosté en la parte trasera del autobús. Algunas personas lanzaron piedras hacia atrás. Pero ¿de qué sirven las piedras contra las armas? Ninguno de nosotros estaba armado ".


Al menos un estudiante fue muerto a tiros y otros resultaron heridos por balas en esta primera andanada de disparos. El despido por fin se calmó y una ambulancia llegó a llevar a los heridos.Algunos periodistas locales también llegaron y los estudiantes comenzaron a dar declaraciones a los mismos sobre la matanza.

Pero el derramamiento de sangre sólo había comenzado.

Más policías llegaron, acompañados por hombres armados vestidos de civil. Los fiscales han identificado estos tiradores como miembros de una célula de sicarios llamado "Guerreros Unidos" o "Guerreros Unidas," que trabajan para el cártel de los Beltrán Leyva. La cabeza del cártel de Héctor Beltrán Leyva fue arrestado la semana pasada tras el incidente.




La policía y los sicarios mataron a tiros a otros dos estudiantes en la escena, y las balas hirieron a varias más, entre ellos uno que recibió un disparo en la cara. Un taxista y su pasajero también cayeron muertos por las balas.

En medio de los disparos, los policías agarraron a los estudiantes y les metieron en sus coches patrulla, amontonando los detenidos boca abajo.

"Ellos estaban golpeando a los estudiantes a medida que se los llevaron. Las personas también tenían miedo de recibir un disparo por lo que se entregaron. Ellos pensaban que sólo iban a ser detenidos. Pero hay algo más que les esperaba ", dice Eusebio.

Él sintió que algo estaba mal y corrió por su vida.

"Hubo disparos procedentes de todas las direcciones y la policía o los pistoleros que bloquean las salidas. Pero otro estudiante y me las arreglé para encontrar una salida a través de un callejón. Corrimos hacia otra calle y había un hombre fuera de su casa. Él sospechaba al principio, pero nos explicó que estábamos sólo los estudiantes y nos dejó ir a su casa. Nos quedamos allí hasta la mañana. Él nos salvó ", dice Eusebio.

A la mañana siguiente Eusebio y otros estudiantes reunidos, con cautela, en la oficina del fiscal en Iguala. Ellos querían ayudar a sus compañeros que habían sido detenidos.

Sin embargo, en una calle cercana era una señal espantosa: el cadáver de uno de los estudiantes que consideraban había sido detenido. Su rostro se cortó.

"Fue el símbolo de los asesinos del cártel", dice Eusebio.

Cuando los estudiantes se vuelven a montar de nuevo en Tixtla, resultó 43 de ellos fueron desaparecidos. 

El presidente envió a policías federales y soldados para el estado y detenido policías locales y algunos presuntos agentes de cartel. El alcalde de Iguala ha ido a la fuga.

El sábado, los investigadores encontraron seis fosas con 28 cadáveres en los campos de las afueras de Iguala. Y continúan la búsqueda del área por más.

Mientras que los fiscales han nombrado a los presuntos responsables de la atrocidad, que todavía tienen que explicar por qué los miembros de la policía y el cártel reaccionó tan violentamente.

Eusebio cree que el derramamiento de sangre es el resultado de las autoridades represivas ya trabajan con cárteles de la droga, lo que empuja a la violencia a nuevos niveles.

"Esta es la política narco. La policía siempre nos han atacado. Pero ahora que trabajan con los cárteles, esos ataques se hacen masacres ".

El lunes, el presidente Peña Nieto pidió una investigación exhaustiva sobre el incidente, que calificó de "indignante, dolorosa e inaceptable", y para todos los perpetradores de ser castigado.

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, externó su indignación y consternación por los hechos registrados en el municipio de Iguala, Guerrero, y señaló que, en el marco de las atribuciones del Gobierno de la República, las dependencias que integran el Gabinete de Seguridad actuarán para conocer la verdad y asegurar que se aplique la ley a los responsables de estos indignantes, dolorosos e inaceptables hechos, que el país no merece.



Los fiscales estatales han dicho que los restos están muy dañados y que la identificación de ellos podrían tardar varias semanas.

Los familiares, como este tío de un estudiante desaparecido que habló con GlobalPost la noche del domingo, quieren respuestas ahora.

Encuentran 28 cuerpos en fosas clandestinas en Iguala, Guerrero.





El crimen organizado actuó en ataques de Iguala; analizan restos de fosas


Durante una conferencia de prensa, informó que se comprobó que la Policía Municipal de Iguala actuó en conjunto con el crimen organizado para realizar los ataques, pues uno de los policías confesó que la orden de detener a los 17 normalistas la dio el director de Seguridad Pública municipal, Francisco Salgado Valladares, y, una vez hecho esto, un tipo de quien se desconoce el nombre  y solo se sabe que le apodan "El Chucky", líder de los Guerreros Unidos, dio la orden de asesinarlos.

Autoridades de Guerrero informaron sobre 30 detenidos; analizan si restos en fosas son de normalistas y la PGR atrajo la investigación-

Por la agresión, 22 policías fueron detenidos y enviados al penal de Las Cruces en Acapulco.
Oficina de la ONU urge a encontrar a los 43 normalistas desaparecidos-

Lunes, 06 Octubre 2014 

Narco da ultimátum a gobierno para liberar a policías de Iguala; amenazan con delatar a funcionarios.

En Iguala, Guerrero, este mediodía de lunes se dio a conocer que criminales colocaron una manta en la que exigen la liberación de los policías detenidos. La manta fue retirada. Es atribuida al grupo criminal “Guerreros Unidos”. Exige liberar a los 22 agentes municipales involucrados en el asesinato y desaparición de los estudiantes.


La tragedia ocurrida en Iguala, Guerrero, coloca a México de nueva cuenta en las páginas internacionales en un caso que evidencia la corrupción y filtración de las autoridades municipales con el crimen organizado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TU COMENTARIO O SUGERENCIA NOS HARÁ CRECER

Translate

ECA

ECA
Centro de Aprendizaje

ECA PRODUCTORA Y MÁNAGER

ECA PRODUCTORA Y MÁNAGER
Productora de Eventos / Mánager de artistas

ECA PRODUCTORA Y MÁNAGER

ECA PRODUCTORA Y MÁNAGER
ECA Productora de eventos y Mánager de artistas