domingo, 16 de noviembre de 2014

GEISHA

Proviene de los fonemas chinos "Gei", que significa arte, habilidad, y "Sha" que significa persona. Eso es lo que representa una Geisha, una persona con la habilidad en distintas artes.


Son mujeres con caras pintadas de blanco, femineidad total, rasgos netamente japoneses, hermosos kimonos, zuecos de madera.

En la antigüedad, esta palabra se utilizaba para referirse a cualquier persona que perteneciera tanto a las artes como la poesía, el teatro o la pintura, pero además se extendía a otros sectores como; religiosos, deportivos, maestrías en lenguas extranjeras, e incluso para referirse a los cirujanos de la época, también se designaba con este nombre a los que actuaban en locales cerrados o privados, que quizás es lo que se acerca también a la idea de la Geisha.

La Geisha aparece en la Era de Edo, conocida también como "la Geisha machi", la Geisha urbana.

Después de la desaparición de la figura del samurai, la Geisha junto con los luchadores del sumo, son los únicos exponentes del pasado de Japón. La Geisha aún permanece con el paso del tiempo, después de más de 400 años, y en el presente sigue causando fascinación, y muchas preguntas en torno a ella.

En sus principios las bailarinas de los teatros ambulantes hermosamente vestidas con Kimonos de seda, realmente eran hombres en su mayoría, y se encargaban de bailar ante los samurais, de realizar la ceremonia del té, y de tocar el shamisen, un instrumento de tres cuerdas, y con un sonido muy melódico; este baile era conocido como Okuni.

Los Geishas masculinos comenzaron a decaer, y para el 1800 las Geishas femeninas los superaron en número de tres a uno, y el término "Geisha" comenzó a usarse para referirse a las mujeres con habilidades para el entretenimiento, como hoy en día.

La característica, mas atrayente de una Geisha es; la cara de blanco y es muy interesante su provenir ya que sus raíces están ligadas al teatro y el comercio.

En la Era Edo, marcada de señores feudales, eran los que tenían el poder económico eran los comerciantes y buscaban formas de distracción, con lo cual los sitios donde se presentaban fueron en crecimiento gracias a esta ocurrencia de pintar las caras de blanco y llamar la atención.

Las Geishas y maikos (aprendiz) vivían en "hanamachis" (ciudad de flores, hana=flor, machi=ciudad), que eran las ciudades autorizadas a que fueran habitadas por las mismas.


La Geisha pasaba por todo un entrenamiento previoesentada en publico (7 años), de larga duración, para no decir de por vida, en el cual en la antigüedad se llevaban a las niñas para ser culturizadas desde pequeñas para servir a los adinerados pero hoy en día es mas un estilo de vida.

Debido a la propagación de la miseria y hambruna con la que contaban algunos campesinos de la época, las niñas eran vendidas a las Okiyas, que eran las casas donde vivían todas las Geishas, bajo la tutela de una Geisha anciana a la que llamaban Okaasan, madre en japonés.





La niña vendida adquiría así una "deuda" con su 
Geisha - madre
compradora, que pagaría con el dinero que ofrecerían por ella, los hombres que solicitaran sus atenciones cuando se convirtiera en maiko, y más tarde en Geisha.


A partir de allí, formaban parte del grupo de aprendizaje para ser Geisha, y en esta etapa la futura Geisha es conocida bajo el nombre de Shikomi. Al principio la Shikomi, realizaba tareas de servicio, y su formación se iniciaba con clases de canto, baile, modales, ceremonia del té, pero también era importante que gozara de educación, y por lo tanto asistían al colegio.


Cuando la Shikomi alcanzaba la edad de 15 años, ésta era ascendida a ser Maiko, que es la que antecede a la Geisha. 



Las aprendizas de geisha. Y es que la figura de la aprendiza actualmente ya sólo existe en Kioto. 

Las maikos son fácilmente reconocibles por su apariencia externa, ya que su forma de vestir es increíblemente llamativa, nada que ver con el estilo más sosegado y maduro de las geishas.



Furisode
las diferencias entre maikos y geishas se ve en el kimono es muy diferente, ya que en el caso de las maikos tiene largas mangas que llegan hasta el suelo y es de colores brillantes y diseños recargados y llamativos. A este tipo de kimono se le llama furisode, pero ya hablaremos en otras entradas de esto. El kimono interior, además, tiene un cuello de color blanco y rojo, que contrasta enormemente con el cuello totalmente blanco de las geishas.



Éste es el día más importante y especial, y se realiza una ceremonia preparatoria para su nombramiento.

La Shikomi debe encontrar una hermana mayor, la cual será de ahora en adelante su tutora. Esta hermana Geisha, no tenía porque ser de la misma escuela, aunque siempre sucedia una que compartiera con la Shikomi transformada en Maiko.


Antes del nombramiento, se celebra la ceremonia denominada Omisedashi, que representa el debut de la Maiko. Ese día, se cuelgan carteles o pósters con el nombre de la nueva maiko y el de su hermana Geisha, así como de la okiya, o escuela, a la que pertenecen. 


Omisedashi
Se hacen pequeñas hojas con la misma información, las cuales se distribuyen en todas las okiyas del hanamachis, ciudad de flores.


La Maiko al igual que la Geisha recibe regalos que provienen de los comerciantes, de las boutiques, de artistas de teatro y de los clientes de la Geisha.


Al día siguiente, se realiza la ceremonia del san-san-kudo (tres-tres-cambios). La ceremonia consiste en beber sake, vino o una bebida no alcohólica tres veces de tres copas distintas y San San Kudo significa literalmente "tres veces tres a nueve" simbolizando de esta forma la unión en matrimonio de cuerpo, mente y espíritu que son los tres aspectos de la vida.


En esta ceremonia, la maiko y la oneesan (hermana)-Geisha de ésta, se ofrecen mutuamente licor de arroz, y beben tres sorbos, de tres copas pequeñas. Luego intercambian la copa con la okaasan, madre, de la okiya, y con los cinco testigos de la ceremonia. La ceremonia difiere un poco, dependiendo del la ciudad donde se desarrolle.

La nueva maiko, recibe un nombre nuevo dado por su oneesan-Geisha. La oneesan-Geisha se convierte en la guía, confidente, protectora, supervisora, y tutora de la nueva maiko asignada, y es a la que le corresponde continuar con el proceso de entrenamiento de la futura Geisha.


Después de la ceremonia, la maiko ya es reconocida como tal dentro de la okiya y el hanamachi, es decir se ha hecho su presentación en sociedad.

La nueva maiko continua con su etapa de aprendizaje, esta etapa se denomina Minarai.


Es responsabilidad de la oneesan-Geisha, llevar a la maiko donde la Maiko asistirá como oyente, y observadora del trabajo que realiza su Geisha hermana. Aprende las formas y maneras que debe tener una Geisha, conoce a potenciales clientes, y se da a conocer mientras está en su fase de entrenamiento. Durante esta etapa, la Maiko continua con las clases en el arte que haya seleccionadota sea baile, canto, o música.

Mientras transcurre el tiempo de su aprendizaje, y cuando su okaasan considera que ya es el momento, la Maiko pasa a una nueva ceremonia que se denomina Mizuage. Ésta consistía en tiempos pasados como ahora, en la desfloración de la joven Maiko, o la venta de su virginidad, y marcaba su paso de ser considerada una niña a ser vista como una joven mujer. A veces el que ofrecía dinero por una maiko, luego se convertía en su danna, es decir en su protector, aunque la palabra significa literalmente "marido", pero no se casaban con las maikos, y la mayoría de estos dannas ya estaban casados.

La encargada de "negociar" la desfloración era la okaasan, ósea la madre, y la ofrecía a los clientes habituales de alto poder adquisitivo, y bien vistos dentro de la okiya y del hanamachi, o al que manifestará su deseo de convertirse en su marido.

Erikae
Aproximadamente cuando la maiko cumple 20 años, y siempre bajo el criterio de su okaasan, esa maiko que pasó el mizuage ya está preparada para ser una Geisha. La ascensión de maiko a Geisha, se realiza nuevamente con una ceremonia denominada Erikae. En ella, la maiko cambia su forma de vestir, utiliza un kimono kosode en vez del furisode llevado hasta ahora, y cambia el cuello de su kimono de rojo a blanco, así como su maquillaje y peinado.

A partir de ahora, el ser una geisha indica que es una mujer madura, y como tal se debe comportar.

Peinados, maquillaje, vestimenta. Todo tan reluciente en una Geisha o por lo menos en su transcurso hacia eso.

Cuando la joven termina de ser una Shikomi
Minarai
alcanza la etapa de
Minarai, antes de su debut como maiko, su cabello debe haber crecido lo suficientemente largo para que pueda llevar los elaborados peinados que se realizarán con su propio pelo. En la elaboración de estos peinados, se utilizaban varios elementos decorativos llamados kanzashi.


Estos son como orquillas planas forradas en coloridas sedas, de múltiples formas, tamaños y colores, y los mismos cuentan con una larga colección para cada mes del año, así como para cada estación.

Wareshinobu
 Utilizan además, trozos de cintas de seda que son como una especie de peinetas, de forma rectangular en color rojo, dorado y bronce. El primer estilo de peinado que lleva la maiko, se denomina Wareshinobu.

Ofuku
Cuando ha pasado el mizuage, el estilo del peinado de la maiko cambia al Ofuku, que aunque que se parece al estilo Wareshinobu, en la parte trasera, es remplazado por el chirimen- teragami, el cual es una cinta triangular que se lleva fijada en la parte de arriba del moño, en vez de entrelazarlo adentro del moño como en el estilo Wareshinobu.

A parte de estos dos estilos de peinados, las maikos utilizaban otros tres. El katsuyama o marumage, que es más utilizado en las épocas estivales, y que ya era conocido desde el siglo XVII. El yakko-shimada se reserva a las ocasiones especiales como festivales, banquetes, y en especial para el festival de año nuevo.

Sakko
El estilo sakko es el reservado para el debut de la maiko en Geisha, y sólo se diferencia porque la maiko corta parte de su pelo de la coronilla, quedándole un poco en punta, expresando así su deseo de ser Geisha.

Omaku
Debido a lo elaborado de los peinados, y al coste económico que representaba, las maikos iban una vez a la semana al peluquero, y para no estropear su peinado, debían dormir en un omaku o makura, una especie de mueble de madera que lleva una pequeña almohada, donde se apoya la nuca.

Para mantener el brillo y color del cabello, las maiko utilizaban una pasta a base de aceites y tintes que el peluquero colocaba antes del peinado.

Debido a ese producto grasiento que llevaban por días, y a los constantes tirones de pelo en el peinado de sus largas cabelleras, las maikos sufrían de alopecia prematura. Para dar volumen a su peinado, usaban a extensiones de pelo, y trozos de papel.
Katsura

Las Geishas por su parte, hasta el año 1960 peinaban sus cabellos igual que las maikos, pero luego, cambiaron su costumbre por el uso de pelucas de pelo natural, que en japonés se llaman katsura.

Éstas eran confeccionadas a la medida de la cabeza, y de la fisonomía de la cara de la geisha.

Actualmente se ha convertido en un negocio, y existen tiendas especializadas en su confección.

Una Geisha sólo contaba con tres tipos de peinado. La shimada, que se usaba en ceremonias, la tsubushi-
Shimada
shimada
que era la de uso diario, y la mae-ware usada en los espectáculos de danza cuando interpretaba un papel masculino.

mae-ware
Los peinados usados por la Geisha no eran tan elaborados, de hecho usaba pocos y muy discretos, y las orquillas no iban recubiertas en seda. Estos adornos solían ser de dos tipos: una peineta de ébano, acompañada de una orquilla decorada con una perla de jade, que utilizaban en la época de verano. El otro tipo, era otra peineta de caparazón de tortuga, acompañada de una orquilla con una perla de coral.

El maquillaje de la Geisha y maiko, también
Primera fase de una maiko
es muy diferente. Las maikos pintan su cara de blanco, pero dejan una línea de 
piel sin pintar alrededor de la raíz del pelo, sus mejillas van pintadas con polvos color rosa oscuro. La parte de afuera del ojo era maquillado en rojo, así como las cejas, y a medida que va pasando el tiempo de aprendizaje, el color va pasando poco a poco al negro a través de mezcla de colores.

Dependiendo de la jerarquía de la maiko, la forma de
Maquillaje 
de una maiko
pintar sus labios también es distinta, en una primera fase sólo pinta en rojo el labio inferior, siendo el maquillaje del mismo por dentro de la línea natural de su labio, es decir reflejando un labio más pequeño que el que realmente tiene. Cuando la maiko ha avanzado en su aprendizaje, maquilla en rojo sus dos labios, pero al igual que en la fase inicial por dentro de la línea natural de sus labios.

Maquillaje de 
una geisha
El maquillaje de la Geisha es mucho más discreto. Su cara también se pinta en blanco, y no deja la línea del color de su piel, ésta es recubierta totalmente. Sus mejillas llevan un polvo color rosa, pero es mucho más suave y tenue que el de las maiko. Sus ojos llevan una línea negra dentro y fuera del ojo, y la parte de afuera del ojo la maquilla de un profundo rojo. Las cejas las pinta de negro, y sus dos labios van pintados de rojo en su totalidad.

La pintura que recubre el rostro tanto de maikos y geishas, recibe el nombre de bintsuke-abura, y el maquillaje blanco se llama shironuri. Esta pintura era a base de un aceite que se funde en las manos, y que luego se mezclaba con agua, y se aplicaba con un pincel en el torso, cara, y cuello.

En la parte de la nuca, se utiliza un esténcil, que permite realizar un dibujo en dos puntas, de tres, usado en ceremonias, y recientemente en forma de semicírculo.

La nuca para los japoneses, era considerado un punto sensual de la mujer, y dejar ver una parte de su piel natural reforzaba su sensualidad.

Los labios, también se pintaban con una crema que se mezclaba con agua, y se le añadía un punto de azúcar cristalizada para darles brillo.

El maquillaje de los ojos y cejas, se realizaba con la aplicación de una especie de cera sobre ellos. Dependiendo del hanamachi al que perteneciera la maiko y geisha, la forma de maquillar sus ojos variaba.

En la antigüedad, los elementos usados en el maquillaje eran muy rudimentarios, a tal punto que las geishas quedaban estigmatizadas en su cara y pelo. La pasta utilizada de color blanco, para el maquillaje de su cara poseía un alto contenido en plomo, que a la larga les producía manchas sobre la piel de la misma, por otra parte, los productos para el pelo, les producía la caída de cabello, y esa caída de cabello era muy pronunciada, al punto de que muchas llegaban casi calvas a su vejez. En la actualidad, la crema blanca es a base de polvos de arroz, pero el problema de la alopecia persiste.

Tanto geishas y maikos, debían estar siempre impecables en cuanto al maquillaje y el peinado, empleaban horas en ello, y parte de su aprendizaje se basaba en estos dos aspectos. Estos dos aspectos, son parte de la carta de presentación de ellas, y un error es punto de crítica y burla entre sus compañeras, y el hanamachi entero.

Kimono de
una
maiko
El kimono de una maiko, difiere mucho del de la Geisha. Es muy llamativo, y con fondos estampados, siendo el dibujo del mismo muy elaborado. El kimono, es un trabajo artesanal, estampados en hermosas sedas, y hechos a la medida de cada maiko. Cada maiko cuenta con una colección variada, para las distintas ocasiones y estaciones del año. Este estilo tan colorido del kimono usado en la etapa de maiko, se denomina Furisode.

El kimono de la maiko cuenta además con la característica de tener largas mangas, llegándole incluso hasta los talones, éstas se van acortando a medida que avanza en su aprendizaje, y también va cambiando el estilo de kimono.

El cuello del kimono de la Maiko, como fue anteriormente nombrado, es de color rojo, y una franja en la parte baja de su kimono, también es de ese color. Esta combinación, sólo la llevan las maiko que están en su fase inicial de aprendizaje.

Adicionalmente, el kimono lleva motivos decorativos en el dorso, que depende también de la jerarquía que tenga, la maiko en su fase inicial de entrenamiento los lleva en ambos costados, y la maiko avanzada sólo de un lado.

Las geishas por su parte, utilizan kimonos mucho más discretos, son colores más bien planos, sin estampados, o si los llevase no tan atractivos a primera vista. Al igual que las maikos, sus kimonos son hechos a mano, a medida y en hermosas telas de seda, respetando las estaciones y las ocasiones a ser usado. Una geisha de categoría cuenta con 24 o más kimonos en su haber. Los colores más usados por las geishas de edad más avanzada son el beige, el gris, y el azul oscuro.

El cuello que llevan debajo del kimono es de color blanco, y la banda que lleva en la parte baja del kimono es de color rosado. El kimono no lleva ningún tipo de elemento decorativo en el dorso.
Obi

Además utilizan un Obi que es el cinturón que va desde la parte baja del pecho, un poco más abajo de los senos, y hasta la parte baja del abdomen. El mismo, además de su función decorativa, le sirve tanto a la geisha como a la maiko para reforzar la espalda, y poder mantener la postura que utilizan sentadas de rodillas por más tiempo, es decir les sirve de soporte.

El Obi de las maikos mide aproximadamente 5 metros de largo, con hermosos diseños de fondo, y elegantemente terminados con hilos en dorado y plata. El obi se ata en la parte trasera, pero sus extremos se dejan sueltos, llegándoles incluso a sus talones.

En las Geishas el cinturón se denomina maru-obi Éste es menos ancho que el de las maiko, aproximadamente 60 cms y mide 4 metros de largo. El mismo se pliega en dos, como formando una almohada y es atado de forma cuadrada en el dorso.

Obi - Jime
El Obi Jime es una cuerda que se usa a manera de cinturón, en medio del Obi. Fue introducido en Japón junto con el Budismo, con fines netamente razón decorativo en muchos templos y santuarios.

El Obi-jime usado por las Maikos tiene un ancho de tres centímetros y medio, y es de diferentes colores vistosos, rojos, verdes, amarillos, rosas, dorados.

En las Geishas es mucho más estrecho que el de las maikos, de 2 cm aproximadamente, y son usados en colores pasteles pálidos.

El Obi Dome es como una especie de pasador, que se coloca a nivel de la cintura frente al Obi.

Eri maiko
En las Maikos son llamados pocchiri, y suelen ser muy decorados, en coral, amatista, jade, agatas, y son muy pesados.

Como de costumbre, en las Geishas son más pequeños que el de las maikos, y menos elaborados, algunas incluso ni los utilizan. Son hechos con conchas de tortuga, de coral y de otros materiales.

El llamado Obi Age es una larga y estrecha banda de seda, que ayuda a mantener el obi en su sitio.

Las Maikos utilizaban de color rojo, con detalles decorativos en color dorado o plata, y el mismo es visible debajo del Obi.

Las Geishas vestían de color rosa, o de cualquier color pastel pálido, no es visible ya que se coloca en el interior del Obi.

El eri es el cuello del kimono. Es una banda de tela larga y estrecha.

Las Maikos usaban de color rojo, y lleva bordado detalles decorativos en hilos dorados y plata, y pequeñas perlas de nácar. En éste se borda el escudo de la Okiya a la que pertenece la maiko. Debido a lo ornamentado en detalles, el cuello se vuelve pesado.

Cuando se realiza la ceremonia del erikae, la Geisha realiza el cambio del cuello del rojo al blanco. Éste carece de detalles decorativos.

Eri geisha
Vestían los calcetines blancos, que tanto las maikos y las geishas llevan con las sandalias o suecos. Se cosen con una separación en los dedos, para que sea más fácil de ponerse el calzado respectivo, y los mismos son hechos a la medida de los pies de las maikos y geishas.

Hakimono es el nombre genérico que recibe el calzado usado por las maikos y las geishas.

Okobo
Las Maikos utilizan sandalias o suecos, llamadas Okobo de aproximadamente 10 cm de alto son de Paulonia, que es una madera autóctona de Japón. La cinta que va entre los dedos, cambia de color a medida que avanza en su aprendizaje, comenzando por el rojo, continua el rosa, y finalmente el color lila. Los okobo llevan un cascabel dentro, por lo que es normal que cuando se escucha uno, una maiko debe de estar a punto de aparecer a nuestros ojos.

Geta
Las geishas también llevan suecos y sandalias, éstos reciben el nombre de Geta, pero son mucho más bajos que los de la maiko.

En verano, tanto las maikos y las geishas utilizan las sandalias lacadas en negro, ya que con la transpiración la otra madera se mancha, y era muy antiestético ver las manchas en las sandalias cuando se dejaban en la entrada de las ochayas.

Otro tipo de sandalia, que llevan tanto las maikos y las geishas, son las zori. Éstas son en cuero, y van recubiertas en la parte superior de una especie de material parecida al tatami.

ozashiki-kago
Una bolsa, llamada ozashiki-kago usada a manera de saco, y con forma de caja o bombonera que utilizan tanto geishas como maikos. Como de costumbre, el de las maikos es de colores llamativos y estampado, y el de las geishas es más discreto y en colores pasteles.

Éste se ha sustituido en la actualidad por un bolso de mano, pero con las mismas características en cuanto al color, para diferenciar a maikos y geishas.

Kasa
Los famosos paraguas o sombrillas, se llaman Kasa y son realizados en hermosas telas de seda, y en un delicado bambú. En la antigüedad, su utilización estaba muy extendida, de hecho era un implemento necesario y distintivo tanto de geishas y maikos, hoy en día es poco frecuente su uso.

Como de costumbre, los colores son el punto característico de su diferenciación. Las maikos los usaban en color rojo, y las geishas en color rosa, u otros colores pasteles pálidos.

Hiki - iwai
Cuando la geisha decide retirarse de la vida pública, se realiza la última ceremonia dentro de su vida como geisha. La ceremonia se denomina Hiki-iwai, y puede tener varias connotaciones en la actualidad, que la geisha ha alcanzado edad avanzada para las labores propias de una geisha, porque se quiere retirar definitivamente, porque se casa, o porque decide abrir su propia ochaya, o una okiya, e incluso otro tipo de negocio dentro del hanamachi.

En la antigüedad, una geisha se podía retirar cuando su danna pagaba la totalidad de su deuda con la okaasan de la Okiya.

kanji hiki-iwai
En cualquier caso, la geisha debe preparar esta celebración, invitando a todas que la han ayudado durante su carrera, incluyendo la okaasan, y a sus colegas del hanamachi. 

La geisha ofrece de regalo a sus compañeras, oneesan, y okaasan cajas con arroz, las cuales expresan la gratitud y llevan un mensaje oculto. 

Si el arroz es blanco y cocido, quiere decir que no volverá más al hanamachi, mientras que si está llena de arroz y de judías rojas, existe una posibilidad de que vuelva.

Dentro de la Okiya la geisha recibe un papel, como símbolo de su liberación. Éste es triangular, y lleva caligrafiado el nombre de la geisha, su verdadero nombre y el kanji hiki-iwai.

Muy pocas geishas corrían con la suerte de ser esposadas, una quimera el amor, la mayoría han muerto solas y abandonadas.

Hasta aquí vemos que la vida de una Geisha, hablando en la antigüedad, ya que no les quedaba otra opción que sobrevivir de eso, su cuerpo, es fuerte, dolorosa, lamentable y solo hemos visto como se forma. Ahora observemos desde el punto de vista moral etico y humano.


Después de la II Guerra Mundial esta práctica fue prohibida, así como la venta de las niñas a las okiyas. Hoy en día, las geishas y maikos que existen en Japón son por decisión propia, para mantener esta tradición, así como también corresponde a ellas la libre elección y selección de mantener o no relaciones sexuales, o de tener un danna.



En el Japón moderno, las geishas y maiko son bastante inusuales. En los años 1920 había alrededor de 80.000 geishas en Japón, pero hoy en día hay aproximadamente 1.000. De todas maneras, en el distrito Gion de Kioto, los visitantes pueden observar algunas maiko por las calles yendo o regresando de una cita.

Tradicionalmente, las geishas comenzaban su entrenamiento a una corta edad. Algunas jóvenes eran vendidas a las casas de geishas en su niñez, y comenzaban su entrenamiento en varias artes tradicionales casi inmediatamente.

¿Geishas y prostitución?




Mujeres que llevan a lo más alto el significado de belleza, cultura y educación.

No son prostitutas. Con sus kimonos elegantes, sus peinados elaborados, su maquillaje blanquizco y sus pasitos rápidos, por las calles de Japón. Las geishas, después de la desaparición del samurái y junto con los luchadores del sumo, son el único exponente del pasado nipón.


Tradicionalmente, la geisha debe mantenerse soltera (o retirarse luego de su matrimonio), aunque no es poco común que tengan hijos. Mientras que los compromisos generalmente incluyen coquetear e incluso bromas sugerentes (no obstante codificados en maneras tradicionales), nunca incluyen actividad sexual, y una geisha no es pagada por sexo, aunque algunas pueden elegir tener una relación que incluya el sexo con algún cliente fuera de su rol como tal.

Y debido a que estas relaciones están vinculadas con la capacidad del cliente de pagar por los servicios tradicionales, el argumento puede ser que es simplemente una manera complicada de prostitución.


En el año 1779, las Geishas fueron reconocidas como artistas, y se adoptó el sistema "Kenban" para supervisar a las geishas de la zona, y restringió su número por debajo de 100 artistas, protegiendo así a las geishas de que cayeran en la prostitución. El kenban, permanece aún hoy en día funcionando como una especie de sindicato de las geishas.




Ellas sólo se encargaban de distraer a los hombres, con amenas conversaciones, con danza, o tocando el shamisen.

El tiempo de la geisha y maiko con cada hombre, se media en varitas de incienso, cuando ésta se consumía había finalizado su tiempo.

Las geishas y maikos, contaban con un pacto de silencio, por lo que cualquier hombre podía estar tranquilo con las conversaciones que se mantuvieran delante de ella, o con ella.

En esas zonas de placer, como eran llamadas, surgieron numerosa Ochayas, que son las casas de té donde las Geishas atienden a sus clientes.

En la actualidad, las mujeres que deciden ser geishas lo hacen por libre albedrío, las niñas no son vendidas, y lo hacen por mantener la tradición de su país. Las ceremonias siguen siendo las mismas, pero el mizuage es de libre elección.


Las geishas son contratadas para asistir a fiestas y encuentros, tradicionalmente en casas de té o tradicionales restaurantes japoneses. Su tiempo es medido según lo que se demora en consumirse un palo de incienso o gyokudai. Otro término para trazar la tarifa son flores tarifarias. El cliente hace el convenio a través del sindicato de geishas que mantiene el horario de cada geisha y hace sus citas de entretenimiento o entrenamiento.



El mundo de las Geishas


La vida secreta de las geishas


Baile de Maikos





MEMORIAS DE UNA GEISHA 

Memorias de una geisha es una película ganadora del Premio de la Academia y del Grammy, adaptada de la novela del mismo nombre, producida por Steven Spielberg y dirigida por Rob Marshall. Fue estrenada en Estados Unidos el 9 de diciembre de 2005 por Columbia Pictures, DreamWorks y Spyglass Entertainment. En una producción De Red Wagon Entertainment y Amblin Entertainment y está protagonizada por Zhang Ziyi, Ken Watanabe, Gong Li, Michelle Yeoh, Randall Duk Kim, Youki Kudoh y Suzuka Ohgo. Ohgo interpreta el papel de la niña Sayuri en la película, que fue filmada en California y en distintas localizaciones de Kioto, incluyendo el Kiyomizu-dera y en Fushimi Inari-taisha.



La vida secreta de las geishas





No hay comentarios:

Publicar un comentario

TU COMENTARIO O SUGERENCIA NOS HARÁ CRECER

ECA PRODUCTORA Y MÁNAGER

ECA PRODUCTORA Y MÁNAGER
Productora de Eventos / Mánager de artistas