domingo, 22 de febrero de 2015

ALBERTO BLEST GANA

Narrador y diplomático chileno. Fue el primer gran novelista chileno, adscrito desde sus inicios al naturalismo, movimiento que dominó el panorama literario de su país entre finales del siglo XIX y comienzos del XX.
Hermano del poeta Guillermo Blest Gana, se inició en la carrera militar y tras recibir el despacho de subteniente fue enviado a París a completar estudios. Regresó a Chile en 1851, siendo destinado a ejercer de profesor de topografía en la Escuela Militar. Poco tiempo desempeñó la profesión para la que había estudiado, ya que pronto se inició en la política y la diplomacia. Así, fue intendente en Colchagua, diputado y ministro de Chile en Francia.
Tal vez influido por su hermano Guillermo, o por el ambiente del momento, Alberto Blest Gana se inició literariamente en la poesía, pero la lectura de la obra de Balzac lo decidió por la novela, género para el cual se creía mejor dotado.
Su primera novela fue Una escena social, publicada en forma de folletín en el periódico literario El Museo, en 1853. En ella ya se aprecia el influjo del naturalismo, lo que le ocasionó no pocas críticas, particularmente del ámbito religioso; la Iglesia no aceptaba todavía que en una creación artística se hablara de amantes, relaciones extramatrimoniales y violaciones.

Después, en 1855, publicó Engaños y desengaños y Los desposados, ambas en La Revista de Santiago. La creatividad de Alberto Blest era fecunda en su juventud; así, en el año 1858, daba a la imprenta otras dos novelas: El primer amor y La fascinación, ambas en la Revista del Pacífico. Pero La fascinación fue publicada casi simultáneamente en forma de libro.
Por esa época, Alberto Blest Gana ya asumía plenamente los postulados naturalistas, según los cuales las letras debían cumplir una labor civilizadora, mostrando en forma transparente la realidad, por cruda que ésta fuere, para prestar sus servicios a la causa del progreso. Para el autor era la novela, y especialmente la costumbrista, el género que mejor podía cumplir dicha función utilitaria, ya que esta novela hablaba el lenguaje común, cotidiano, del hombre de la calle, describiendo situaciones y escenas que todo el mundo podía entender.
La consagración literaria de Alberto Blest Gana llegó en 1860. La Universidad de Chile había convocado, a instancias de José Victorino Lastarria, un certamen para promover del arte de la novela en Chile, género que no estaba muy difundido hasta entonces. Ganó el primer premio Blest Gana, con su novela La aritmética en el amor. La obra, saludada por Lastarria como netamente chilena, fue publicada de inmediato y abrió paso a su autor al cuerpo docente de la Facultad de Humanidades.
En su discurso de ingreso a esta institución, el escritor definió claramente sus objetivos literarios, haciendo una defensa del costumbrismo chileno dentro de la tendencia general del naturalismo, representado principalmente por Émile Zola. Para Blest Gana, la novela debía desempeñar un papel en el progreso de los pueblos y no limitarse a ser un mero divertimento cultural de las elites cultas. Por otra parte, el costumbrismo, pletórico de giros chilenos en el lenguaje, convertía este estilo en el medio más adecuado para difundir la literatura entre el pueblo.
La capacidad creadora del novelista era realmente notable. Así, sólo en 1859 escribió dos novelas, Un drama en el campo y Juan de Aria, pero también concluyó un libro de relatos titulado Cuadros de costumbres.Si la consagración como literato le llegó a Blest Gana con La aritmética en el amor, la fama general se la concedió Martín Rivas.Novela de costumbres político-sociales, también apareció en forma de folletín, esta vez en el periódico de gran tirada La Voz de Chile, en 1862.

Ampliamente leída, los lectores, en especial las mujeres, sufrían con las desventuras de los personajes y esperaban con expectación el capítulo siguiente, decepcionándose si éste no se publicaba en la fecha prevista. Martín Rivas, que consumó su ascenso social y amoroso al llegar a Santiago, casándose con la hija de un aristócrata, se convirtió en un personaje que encarnaba ciertos ideales chilenos. Se trata de un relato lleno de ironía, con un objetivo ético y moralizador en el sentido más amplio de la palabra. Martín Rivas influyó notablemente en la novelística posterior.

Al año siguiente aparecía, en el mismo medio y también en forma de folletín, otra novela de Blest Gana: El ideal de un calavera, cuyo argumento está entrelazado con acontecimientos políticos decisivos de la entonces naciente República chilena: el motín de Quillota y el fusilamiento de Diego Portales (1837). El éxito no fue tan enorme como en el caso anterior, tal vez porque aquel año de 1863 fue fatídico en la historia de Santiago, debido al trágico y mortífero incendio de la iglesia de la Compañía.

La última obra literaria de esta época del autor fue la novela corta La flor de la higuera, de 1864, cuando Blest Gana contaba únicamente 34 años de edad. Ese año fue nombrado intendente de Colchagua y en 1866 el presidente José Joaquín Pérez Mascayano le nombró encargado de negocios en Washington. Blest Gana salió del país para no regresar nunca más.

La carrera diplomática lo tuvo muy ocupado. Su estancia en Estados Unidos fue corta, pero dejó una huella literaria en su relato De Nueva York al Niágara. En 1868 fue ministro de Chile en Londres y a fines de 1869 se le destinó con igual cargo a París. Durante su estancia parisina se ocupó de obtener créditos para el ferrocarril de Angol y del caso del rey de la Araucanía, el aventurero francés Orélie-Antoine I. Además, apoyó en la distancia a su país en guerra contra Perú y Bolivia, entorpeciendo el suministro de armas a ambos países, enemigos en aquel momento, y ordenando la construcción de dos buques blindados para la Escuadra Nacional chilena.

En medio de sus afanes diplomáticos, pudo dedicar algún tiempo a la literatura y logró que se publicaran en París algunas de sus novelas, una de ellas en francés: El ideal de un calavera. La larga estancia del novelista en tierras europeas fue utilizada en su contra por sus enemigos políticos, quienes lograron que el presidente José Manuel Balmaceda lo destituyera de sus cargos, acto que lo hirió en lo más profundo, provocando su solicitud de retiro a finales de 1887.

Escribió una nueva novela, Durante la Reconquista, que fue enviada a Chile para su publicación, pero no lo logró su cometido y en 1897 la obra vio la luz en la imprenta Garnier de París. Se trata de una narración histórica que se desarrolla en Chile durante la época del desastre de Rancagua (1814). Ya en el nuevo siglo, en 1904, Blest Gana publicó Los trasplantados, novela en la que trató en clave satírica el problema de la transculturización de los chilenos en Europa, algunos de los cuales, en su afán por integrarse plenamente en la sociedad francesa, inglesa o alemana, olvidaban sus orígenes.


En plena ancianidad, a los 79 años, escribió y dio a la prensa El loco estero, obra de excelente factura, en la que regresaba a su querido Santiago remontándose a los años treinta del siglo XIX. Se trata de una hermosa novela costumbrista. Blest Gana falleció en París, a los noventa años. La influencia de Blest Gana en la novelística chilena es extraordinaria; hace falta llegar a Eduardo Barrios para encontrar un novelista chileno capaz de parangonarse con el autor de Durante la Reconquista.

Obra

La obra literaria de Alberto Blest Gana está dividida en dos grandes períodos literarios:

El primero de ellos ocurre entre los años 1853 y 1864 cuando Blest Gana regresa a chile luego de su estadía en Francia, destacando entre sus obras a Martín Rivas.

El segundo ocurre entre los años 1897 y 1912 cuando jubila en Francia.

Primer período literario de Alberto Blest Gana:

En este período blest Gana escribió más de veinte libros, muchos de ellos. Las  13 principales obras de este periodo.

Una Escena Social: Esta fue su primera novela escrita en el año 1853, un año después de su regreso a chile, año en el cual Alberto Blest Gana comenzó con sus colaboraciones en periódicos de santiago. 

Una Escena Social se publicó en la revista El Museo en forma de folletines en los periódicos del momento y contó con solo 31 páginas. Esta pequeña obra se ambienta en el medio nacional-urbano y en con ella Blest Gana hace un relato novelesco con los temas que siempre estarán presentes en sus obras: la vida cotidiana en sus relaciones familiares, sociales y costumbristas.

Engaños y Desengaños: En 1855 Alberto Blest gana publica en la Revista de Santiago su segunda novela: Engaños y Desengaños. Al igual que Una Escena Social narra la realidad del mundo urbano chileno, no obstante a diferencia de esta última, Engaños y Desengaños no contiene ninguna alusión siquiera a la política militante en el país y se limita solo a la realidad urbana.

Los Desposados: Publicada en el mismo año y en la misma revista que sus anterior obra, Los Desposados tiene su base en la revolución francesa del año 1848 donde cae la monarquía y se implanta la II república, escribe la obra basándose en las manifestaciones populares, asaltos y motines trágicos, todo esto quedó impregnado en su personaje central: Luís.

El primer amor: Guillermo Blest Gana fundó en la década de 1840 la revista pacífico, revista en la cual su hermano Alberto publica su siguiente novela en el año 1858: El Primer Amor, novela que es un relato folletinesco del siglo diecinueve: historia de amores apasionados y leales, sorprendentes en desdichas y emociones.

-La Aritmética del amor: Esta obra fue publicada en el año 1858 y con ella gano el primer premio en un concurso organizado por la universidad de chile, y en donde el jurado destaca el gran merito de ser una obra completamente chilena. Blest Gana muestra aquí el dominio de un narrador maduro tanto en las formas del discurso como en la caracterización de personajes los cuales nos amplían la visión de los sectores de la sociedad del siglo XIX.

El Jefe de Familia: Esta obra su primera comedia lanzada en también en el año 1858 y publicada en el correo literario. Esta obra nos muestra el contraste entre un marido opacado y su mujer emprendedora y exigente. 

En resumen podríamos decir que se trata de una sucesión de cuadros de costumbres de aquella época y que se ve reflejada en los personajes que dialogan durante la pieza teatral.

Mariluán un drama en el campo: En 1859 en La Semana, importante revista dirigida por los hermanos Altearga Alemparte publica Mariluán un Drama en el campo, su octavo libro. Con este libro Blest Gana básicamente desacraliza al araucano del mito de Alonso de Ercilla y Zúñiga. 

Esta novela trata de la vida de un hombre que trata de construir su vida en el plano social y en el personal, pero que sin embargo es preso de los perjuicios sociales y de las exclusiones de la sociedad a la que le cuesta reconocer sus raíces.

 Con esta obra Blest Gana termina de aclarar que el tema básico de sus novelas es "la imposibilidad de conciliar sentimientos y realidad, alma y sociedad, amor y dinero"

Cuadros de costumbres: Esta obra publicada en el año 1859 es simplemente una creación donde Blest Gana describe y caracteriza, con sus siempre brillantes personajes cuadros de costumbres que, al igual que la mayoría de sus novelas, describe al chile de aquel entonces. 

Un cuadro de costumbre lo podemos definir como una fotografía que se le saca a una realidad de la sociedad chilena y que, en el caso de Blest Gana, lo refleja en su novela. Los cuadros de costumbres fueron muy usados en el período de Blest Gana, periodo denominado Costumbrismo (Vid Infra).

Juan de Aria: Al igual que sus dos obras anteriores, esta novela fue publicada en el año 1859, y cuenta la historia de Juan de Aria quien es bachiller en leyes y que caracteriza a el hombre que se rinde frente a una dificultad que le plantea la vida y que en este caso es la dolorosa muerte de su amada Julia. 

Luego de este hecho Juan se echa a morir cayendo derrotado por un dolor infatigable y como lo dice su autor "Juan no sobrevivió a la muerte de su querida".

El Pago de las deudas: Esta pequeña novela fue escrita por Blest Gana en el año 1861 y cuenta, al igual que todos sus libros, un rasgo de la vida social de chile y que, según el propio Blest Gana merece estudiarse por la importancia que encierra, lo que Blest Gana hace aquí es criticar el hecho de que los padres de familia al heredarles una cuantiosa fortuna a sus hijos bastaba y sobraba y que por ende no deben acostumbrarlos a los hábitos saludables de una vida laboriosa. 

En este libro es precisamente el hecho de no acostumbrarlos a estos hábitos al protagonista, le pasa la cuenta.

Martín Rivas: Martín Rivas es sin duda el súper éxito de Blest Gana no solo en su primer período sino también en toda su historia literaria, un libro cuyo principal merito es <clase media>>, escrita en el año 1862 representa al chile de los años 1850 a 1851. 

En sus libro cuenta todas las peripecias de Martín Rivas , el personaje principal, un personaje humilde que lucha por ascender hasta la mejor sociedad debido a su matrimonio con Leonor, una joven hija de su protector, que vive en la casa de Martín, no obstante el no es capaz de revelarle su amor. 

Una vez que logra su amor, Martín logra su objetivo, el cual es ascender en la sociedad. Martín Rivas es <teatro>>. Esta obra es tan importante que por muchos es considerado como un verdadero documento histórico sobre la sociedad chilena de esa época. Para muchos con Martín Rivas Blest Gana inicia su época de gran escritor.

El Ideal de una calavera: Es otra gran obra de Blest Gana, lo cual nos confirma que estamos frente a un periodo de profunda inspiración del autor. El ideal de una calavera fue escrito un año después de Martín Rivas, es decir, en 1863 y su tema central es el motín de Quillota y el fusilamiento de Diego Portales, ambos polémicos hechos datan del año 183721. 

Relata esto a través de la vida alegre de los habitantes de Santiago en la época de la infancia del autor y penetra con agudeza en el carácter y simpatía de sus compatriotas. Junto a Martín Rivas esta obra al poco tiempo de ser publicada ya tiene más de 30 ediciones a la venta.

La Flor de la Higuera: Obra menos conocida de Blest Gana pero no por esto deja de ser grandiosa en su contenido. Fue la última de su primer periodo y después de ésta no escribe más hasta treinta y tres años después. Escrita en el año 1864 esta novela adopta un carácter intenso al mostrar nuevamente las pasiones y los pueblos del campo tan conocidos ya en la obra de Blest Gana.

Otras obras del periodo:

La Fascinación (1858)
La Venganza (1864) 
De Nueva York al Niagara (1867)

Segundo Periodo literario de Alberto Blest Gana:

En su segundo periodo Blest Gana escribió 4 novelas más que, según los críticos, muestran la madurez narrativa del autor.

Durante la Reconquista: Con esta gran obra Blest Gana inaugura su segundo periodo narrativo, el cual se desarrollo en Francia durante su jubilación. Durante la Reconquista es el libro más ambicioso de la carrera de Blest Gana ya que lo preparo por más de treinta años para luego ser publicado en el año 1897.

 Esta obra transcurre en la época de la historia de chile llamada reconquista. Aquí el autor mezcla los personajes históricos con los de ficción dándole a la obra una trama interesante. No obstante muchos opinan que el estilo de esta obra.

El personaje central es el joven patriota Abel Malsira quien tiene un desarrollo dividido en dos aspectos paralelos: el primero en su vida de guerrillero con Manuel Rodríguez y el segundo el amor por su prima Luisa Bustos. De esta doble personalidad del protagonista nace la trama de la obra.

Los Transplantados: Esta obra fue escrita por Blest Gana en el año 1904 y trata por primera vez de un hecho ocurrido en Paris y no en Chile como en todas sus demás obras. 

Los Transplantados trata la vida de varias familias hispanoamericanas expatriadas voluntariamente. Estas familias, en un principio opulentas, terminan por arruinarse al cometer el grave error de intentar integrarse a la sociedad europea renegando de sus orígenes lo que les causa grandes problemas, puesto que al intentar transculturizarse pierden sus bienes y se arruinan. 

Blest Gana escribió esto en base a que el mismo tuvo amigos hispanoamericanos con esos problemas y compartió con ellos sus penas y amarguras.

El Loco Estero: Una de sus mejores obras junto con Martín Rivas(vid supra), a los 79 años de edad y en plena consagración como escritor tanto en chile como en Paris, a Blest Gana no le resultó difícil escribir tamaña obra. 

En esta obra Blest Gana recrea eventos de su propia niñez y personajes que tienen relación directa con su familia tal y como él la recuerda: primero que nada está un niño de 9 años Javier que representa al autor mismo, El señor Otero que no es otro que su padre y los problemas de lo Otero son los propios problemas de su familia cuando el tenia apenas 9 años. 

Al igual que El ideal de una calavera y Durante la Reconquista, este libro narra hechos históricos, en este caso los últimos momentos de la guerra contra la confederación Perú boliviana. Todo esto se mezcla con la llegada a Santiago de Manuel Bulnes vencedor en la batalla de Yungay. Se diferencia de otros libros debido al realismo reflejado, dejando atrás el romanticismo de sus obras anteriores. Hasta hoy es una obra muy conocida básicamente porque; plan coordinado, arquitectura, episodios que se suceden conforme a estricta lógica.

Gladys Fairfield: Con este libro Blest Gana cierra una vida entera dedicada a la literatura. La escribió 8 años antes de su muerte, es decir, en 1912 y contó con mucho éxito, de igual forma que toda su producción del segundo periodo. Gladys Fairfield narra la historia de una alta sociedad viajera que va de balneario en balneario a través de Europa, lugares donde Blest Gana se encontraba a los 82 años de vida, en cuyo ambiente de costumbres contemporáneas Blest Gana nos muestra el romanticismo con personajes de su propia familia como su primo Florencio Blanco. 

Para muchos críticos con Gladys Fairfield Blest Gana cae como escritor y esto, según los mismos críticos, se debe a la avanzada edad que tenia al escribir la obra.

Estilos literarios de Alberto Blest Gana

En su amplia vida de escritor, Blest Gana tuvo dos estilos:
· el primero de ellos fue el Naturalismo el cual fue el mismo que utilizaría Balzac para escribir sus obras. 
· el segundo fue el Costumbrismo, todo esto acompañado por brochazos de Romanticismo.

El Romanticismo en las obras de Blest Gana:

Blest Gana tuvo que ingeniárselas muy bien para poder incorporar toques románticos a sus obras. 

En todas sus obras hay algo de Romanticismo pero siempre predomina el Naturalismo o el Costumbrismo, no obstante hay obras en que los dos estilos van de la mano como en: El Primer AmorLa Aritmética del AmorMariluán un Drama en el CampoMartin Rivas, y Gladys Fairdfield que es quizá la más romántica de Blest Gana.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

TU COMENTARIO O SUGERENCIA NOS HARÁ CRECER

Translate

ECA

ECA
Centro de Aprendizaje

ECA PRODUCTORA Y MÁNAGER

ECA PRODUCTORA Y MÁNAGER
Productora de Eventos / Mánager de artistas

ECA PRODUCTORA Y MÁNAGER

ECA PRODUCTORA Y MÁNAGER
ECA Productora de eventos y Mánager de artistas