lunes, 25 de julio de 2016

PEDRO PABLO KUCZYNSKI

 (Lima, Perú, 3 de octubre de 1938) es un economista, empresario y político peruano, presidente electo del Perú para el mandato 2016 2021, tras las elecciones generales de 2016.

En su vida política se ha desempeñado como ministro de Energía y Minas en el segundo gobierno no consecutivo de Fernando Belaúnde Terry, así como ministro de Economía y Finanzas y presidente del Consejo de Ministros durante el gobierno del presidente Alejandro Toledo.

En la actualidad presidente del partido Peruanos Por el Kambio.

Fue candidato a la presidencia de la República del Perú en las elecciones generales de 2011, quedando en el tercer lugar en la primera vuelta, por debajo de Ollanta Humala y Keiko Fujimori. Como candidato único en las elecciones internas del partido político Peruanos Por el Kambio (PPK), en abril de 2015, Kuczynski anunció su candidatura oficial para la presidencia en las elecciones generales del año 2016, logrando pasar a la segunda vuelta después de los comicios del 10 de abril de 2016 y vencer a Keiko Fujimori.

Asumirá el mandato presidencial como sucesor del actual presidente de la república Ollanta Humala el 28 de julio de 2016.

Infancia y juventud

En cuanto a mi infancia, no fue una infancia clásica de un chico nacido en Miraflores, yendo al colegio y regresando a su casa al final del día a comerse su lonche. Yo nací aquí, en la Clínica Delgado, el 3 de Octubre del ’38, en Miraflores, día en el cual, 10 años depués, Odria dió el golpe de Estado, que interrumpió el gobierno del Dr. José Luis Bustamante y Rivero, iniciándose así una dictadura de 8 años. En el primer golpe, mi papá terminó preso casi un año porque era jefe de un grupo de médicos en el Ministerio de Salud Pública, que trabajaban en el interior del país, sobre todo en la Amazonía y en la Sierra, y que eran muy progresistas. Eran admiradores de Haya de la Torre, que además era amigo de mi papá.

Su padre fue Maxime Kuczynski, un médico alemán de ascendencia judío-polaca, pionero en el tratamiento de enfermedades tropicales que se instaló junto a su familia en la amazonia peruana desde mediados de la década de 1930. Allí, se desempeñó como director del Leprosario de San Pablo, razón por la cual Pedro Pablo vivió parte de su infancia en Iquitos, departamento de Loreto.

“Mi papá era un intelectual, un tipo muy bien preparado. Sacó su doctorado en fisiología a los 22 años, en la Universidad de Berlín (en 1912). Luego, participó en la Primera Guerra Mundial como Mayor o Capitán del ejército alemán, en cuestiones médicas sobre todo. Terminada la guerra, fue mandado a Rusia a establecer una facultad de medicina en Minsk y luego en Omsk. También estuvo en China un tiempo, siempre enviado por la Universidad de Humboldt de Berlín; estuvo en Sierra Leona; y luego, en el año ’29, fue en una misión a Brasil, a trabajar en la eliminación de la fiebre amarilla, para la cual un grupo de médicos logró una vacuna que es muy importante hoy.
Luego vino Hitler y mi padre se fue de Alemania. Se fue un tiempo al Instituto Marie Curie en París, que era un instituto de gran investigación médica. En el año 1936 llegó al Perú gracias a la invitación de su amigo, Carlos Enrique Paz-Soldán, que le dijo que aquí había mucho por hacer. Al llegar, se fue a Iquitos a establecer un esfuerzo de control de enfermedades tropicales. Por eso, el reciente laboratorio que ha inaugurado el Ministro de Salud, conmigo ahí (en Iquitos), se llama el Laboratorio “Max Kuczynski”.

En Iquitos, todo el mundo le habló de la lepra y se fue entonces al leprosorio de San Pablo, que queda a tres días en peque-peque (un pequeño bote de motor) de Iquitos o a tres horas en helicóptero; no está tan cerca, está casi en la frontera de Brasil y el Perú, cerca de Caballococha.

Mi padre llegó al leprosorio y los leprosos estaban todos en jaulas y había el mito, que persistía, de que era una enfermedad muy contagiosa; y lo es después de un contacto prolongado, pero con darle la mano a una persona con esa enfermedad no pasa nada.

Según un libro del enfermo más antiguo, que murió hace poco a los cien años, lo que hizo mi papá fue: Llegó, demolió las jaulas, dijo “aquí se cambia el esquema” y “aquí lo que tenemos que hacer es prevenir esta enfermedad”. Entonces, con la ayuda del ministro de salud, mi padre se paseó por toda la selva, viendo si había chicos que tenían lepra y los fue trayendo a San Pablo a aislarlos, pero a que vivieran y trabajaran juntos.

 Luego vinieron las drogas sulfa que permitieron eliminar la lepra -la lepra en el Perú no existe, sólo hay algunos casos. Viví una parte de mi infancia en Iquitos, porque estuvimos ahí un par de años. Mi mamá venía de Ginebra, había sido profesora de literatura y se encontró con mi papá por el año ’33 ó ’34; y él le dijo: “Yo quiero ir a América Latina; cásate conmigo. Vamos.” Estuvo aquí en el ’36, me tuvo a mí en el 38, a mi hermano en el ’41 y en el ’42 y ’43 estuvimos un tiempo en Iquitos”.

 Posteriormente, su padre sería catedrático de medicina tropical en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos de Lima, así como jefe de Salud Pública del Ministerio de Salud del gobierno peruano.

Después, regresamos a Lima y mi papá trabajaba en el Ministerio de Salud Pública y no había plata, porque los sueldos del sector público en esa época eran muy bajos (igual que ahora). Y cuando estuvimos en Lima, él se orientó más hacia los Andes: Hizo varios estudios en Puno, en Cusco, estudios de lo que hoy se llama “medicina social”, que es el estudio de cómo la pobreza y la migración afectan la salud de las personas y viceversa.

De chico, vivíamos “de casa en casa”, porque no había plata. Entonces, vivimos un tiempo en la Av. Arenales; en la calle Jorge Chávez en Miraflores; vivimos en una de las primeras casas en San Antonio (que existe todavía).

Su madre fue Madeleine Godard, una maestra francosuiza que lo introdujo en las artes y la música. Por lado materno, Pedro Pablo Kuczynski es primo de Jean-Luc Godard, cineasta suizo-francés creador de la nouvelle vague.

Un tiempo después, murió mi abuelito en Ginebra; mi mamá heredó un poquito de plata y compramos una casa, que existe todavía aquí en Santiago de Surco. Ahí me mandaron al colegio, al Markham. Al principio, me mandaron de interno (cosa que hoy no existe en ese colegio), y era un internado muy duro.

 En el ’48 -cuando mi papá estaba preso-, mi mamá se fue a Suiza seis meses a ayudar a su hermano que era médico también. Estuvimos ahí seis meses y nos metieron a un colegio público, Beuver, que era de una calidad increíble.

Ahí me interesé en la música y mi hermano se interesó en la ciencia. En el año ’53, se enferma mi mamá y nos mandan a un internado en el norte de Inglaterra, en un colegio semi-militar. Ahí estuve tres años y entré con una beca a la Universidad de Oxford, pues no teníamos la plata para pagar eso y me fue muy bien. Estudié lo que se llamaba “Política, Filosofía y Economía” porque me dije: “Si estudio historia o idiomas, no voy a tener una carrera rentable” y yo estaba acostumbrado a no tener plata, a vivir pobremente.

Yo tengo todavía libros de cuentas en el que dice “gasté 10 centavos en esto, 20 en esto, etc.”. Yo quería ser más auto-sostenible. Gané una beca de literatura española y con eso entré a la universidad, pero al cabo de dos trimestres cambié a este otro programa, me dije “vámonos a Filosofía y Economía”.

Lamentablemente, en mi colegio, “Exeter”, no tenía tutor de Economía, y el tutor de Economía que yo tenía era una persona dedicada al trago; entonces me dediqué más a la parte filosófica y tuve dos grandes tutores, que eran Gilbert Ryle y William Alston, que eran famosos filósofos de esa época.

Terminé mis estudios en Oxford y casi saco lo que se llama un “First Class Degree” (que es un grado sobresaliente) y apliqué a una beca a Princeton. Y como no había becas en el departamento de Economía, saqué una beca en lo que se llama la Escuela Woodrow Wilson, que es una escuela de Política, Administración Pública y Economía. Ahí me dediqué básicamente a preparar el doctorado en Economía; pasé los exámenes al cabo de dos años y terminé ahí bien joven (a los 21 ó 22 años).

Estudió en el Markham College de Lima y, luego, complementó su educación en el Rossall School de Inglaterra. Al finalizar su educación escolar, ingresó al conservatorio de Suiza y en Inglaterra estudió composición, piano y flauta en el Royal College of Music.

“Con todos estos constantes viajes y observación de los contrastes entre distintos lugares –Inglaterra, Suiza, Iquitos, Lima, el Perú, etc.-, se veían países muy distintos: Suiza era un lugar súper próspero; Inglaterra, no, Inglaterra salía de la guerra, había racionamiento de alimentos (te daban un huevo por semana en el colegio); y Perú se veía un país más primitivo.

Entre el ’53 y el ’59, vi a mi mamá antes de que muriera en una clínica en Suiza. Yo estaba en el Norte de Inglaterra e iba una o dos veces al año en tren a Suiza. Mi madre vivía aquí, en Perú, pero ya al final, se fue a morir en los brazos de su madre, a que la trataran ahí; pues ella tenía un cáncer avanzado. Se fue a Suiza, fui a verla y luego se murió.

 En el ’59, regreso aquí un tiempo y me voy a trabajar al Cusco como contador en una hacienda, como me lo pidió mi padre. Era una época de mucha tensión en el Perú: Estaba el movimiento de Hugo Blanco en la Convención; al capataz de la hacienda lo mataron cuando yo estaba ahí; entonces, yo me llevé una impresión de mucha convulsión”.

 Tras ganar una beca, estudió filosofía, economía y política en el Exeter College de la Universidad de Oxford en el Reino Unido y se licenció en 1959. Después, en 1961, realizó una maestría en economía en la Escuela Woodrow Wilson de Asuntos Públicos e Internacionales de la Universidad de Princeton, en Estados Unidos.

“Como ya tenía la beca en Princeton, me fui allá y terminé ahí. Fue una beca que obtuve mediante examen que luego podría haberla aplicado a varias universidades. En esa época, había control de cambios en Inglaterra; entonces, si querías aplicar a Harvard, tenías que llenar un formulario inmenso para conseguir los 15 dólares que costaba la aplicación.

Princeton no pedía aplicación para los que estaban fuera de EEUU y es por eso que aplique ahí. Luego, también conseguí una beca en Standford, en North Western y me fui a Princeton. En Princeton, terminé mis exámenes en Economía; saqué mi Magister en Administración Pública; y nunca hice la tesis (o sea, no soy Doctor ni saqué el doctorado en Economía).

Entré al Banco Mundial (BM), en un experimento que hacía (el BM): Quería preparar un programa para traer jóvenes, porque todos los funcionarios del BM eran gente mucho mayor que habían tenido otra carrera. La gran mayoría eran del Servicio Civil Colonial británico y holandés, gente que había trabajado en Indonesia y/o en la India.

Pensaron que sería bueno llevar talentos jóvenes; llevaron primero a un joven de “conejillo de indias”, de “cuy”, de este programa; al año siguiente llevaron a otro y luego empezaron el programa en el año ’63.

Yo era el tipo más joven que habían visto, tenía 22 años cuando entré ahí y no sabían bien qué hacer conmigo. Entonces, me mandaron primero a Chile a ver un problema que había en las minas de carbón Lota & Schwager, que son unas minas que están debajo del mar.

Luego me mandaron a la Argentina a ver un programa de reestructuración de los ferrocarriles estatales. Fue muy interesante, aprendí mucho, fue un buen año. Luego, el BM me encargó ver todos los estudios económicos para Centroamérica y eso hice durante 4 ó 5 años. Recorrí Haití, República Dominicana, Guatemala, El Salvador, Honduras, Panamá y un poco de Nicaragua”.


Matrimonios y descendencia

En 1962 se casó con Jane Dudley Casey, hija de Joseph Edward Casey, quien fue miembro de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos por Massachusetts. Tuvo tres hijos: Carolina Madeleine, Alexandra Louise y John-Michael Kuczynski. Pedro Pablo y su esposa se separaron en 1992 y se divorciaron en 1995.

“En el Perú, mientras tanto, la gente del Banco Central -Carlos Rodríguez Pastor, que era uno de los jóvenes talentos que había llegado ahí y Richard Webb, le decían al presidente del BCR -que era Fernando Schwalb- que me trajeran. En el año ’66 me convencieron, dejé el Banco Mundial y le dije a mi esposa nos vamos al Perú, y vinimos.

Yo me casé cuando tenía 23 años, mi esposa era irlandesa. Nos vinimos al Perú e inmediatamente entré en medio de una crisis financiera a principios del año ’67: El tipo de cambio estaba sobre-valuado, las finanzas públicas estaban en desorden.

Eran los finales del primer gobierno de Belaúnde; y tuvimos, en un año, cinco Ministros de Hacienda. Después estuvo Francisco Morales Bermúdez, que era el Jefe de Economía del Ejército. Cuando Belaúnde lo nombró, dijo que era un General que sabía de Economía, a lo que yo le dije que el Jefe de Economía del ejército no se ocupa de Economía, sino del Economato, que son los víveres, las compras, etc.

Nosotros estábamos muy cerca de Belaúnde, debido al esfuerzo que había hecho Javier Otero -que era el Gerente del Banco Central durante un año- después entró Carlos Rodríguez Pastor. E íbamos a ver a Belaúnde muy seguido porque no había en el Ministerio de Hacienda una secretaría económica que pudiera explicarle al Presidente lo que pasaba.

La secretaría económica era el Departamento de Estudios del Banco Central, que lo dirigía Webb; y yo dirigía la Asesoría del Banco -todo esto lo recuento en mi libro llamado “Democracia bajo presión económica”. Y todo terminó un poco mal, tuvimos que devaluar a fin de Agosto. Ahí entramos un poco en temas políticos, porque había que asegurarse de que esta devaluación iba a ser exitosa; para esto, había que lograr que los sueldos de los trabajadores no subieran demasiado, pero quien controlaba eso era el Sindicato del APRA, la CGT -que hoy casi no existe.

 Los Ministros de Hacienda de Belaúnde (los anteriores) habían dejado un déficit importante, que había que eliminar; había que hacer muchas  reformas. Y al final logramos que, en el año ’68, el APRA nos diera los poderes extraordinarios para sacar esos impuestos. A mí me tocó explicarle a Haya de La Torre –quien todos los inviernos se iba a Europa- todo esto.

Se casó en segundas nupcias con Nancy Ann Lange, prima de la actriz Jessica Lange, con quien tiene una hija.

Vida laboral

Ha trabajado para el sector privado en diversas partes del mundo. Entre 1977 y 1980, trabajó en el sector minero en África Occidental e incursionó en el sector industrial. Fue miembro del directorio de diversas empresas como:
Compañía de Acero del Pacífico (1992-1995)
Magma Copper (1995-1996)
Edelnor, S.A. (1996-1999)
Toyota Motor Corporation (1996- 2001),
Siderúrgica Argentina (1996-2001)
R.O.C. Taiwan Fund (1983-2001)
CS First Boston (1992-1996), Tenaris (2003-2004)
Southern Peru Copper Corporation (2003-2004)  
Ternium Inc (NYSE) (2007-).
Kuczynski participó en la reunión del Grupo Bilderberg que se realizó en Austria en 1988.

Carrera política

Primer gobierno de Belaúnde

Regresó al Perú en 1966 para apoyar al gobierno de Fernando Belaúnde Terry, como asesor económico. Fue nombrado gerente del Banco Central de Reserva del Perú.

“Hicimos una refinanciación de la deuda, que parecía inmensa en ese momento, 800 millones de dólares, y ahí yo trabajé con Manuel Ulloa, quien fue el último Ministro de Hacienda de Belaúnde, en ese gobierno.

 Fuimos por toda Europa y logramos la refinanciación y esa fue una de las cosas que llevó al golpe del 68′. Los militares creían que la refinanciación era plata “contante y sonante” y era solamente una postergación de pagos. Vino el golpe, el resto de la alta gerencia del BCR no estaba, yo estaba encargado y me llamó Velasco. Recuerdo que puso la pistola en la mesa y me dijo “¿dónde está la plata?” a lo que le dije “Mi General, ¿qué plata?” – “¿Cómo que qué plata? La plata que trajo Ulloa”- dijo él.

 Lo que pasó fue que Ulloa era un hombre muy voluble, además tenía ambiciones políticas. Así que, cuando regresó de Europa, con la refinanciación hecha, dijo: “¡Yo traigo al Perú 800 millones de dólares!”, pero no había nada. La pasamos mal con el gobierno militar porque no nos creían; además veían a una alta gerencia del Banco Central súper juvenil -yo cumplí 30 años el día del golpe, Webb tenía uno o dos años más y Carlos, uno más- y por eso, salió el Presidente del Directorio Civil que había y pusieron al general Rodríguez Martínez que era una “figura” en el ejército.

Había sido Comandante General, un tipo muy pulcro y honesto. Al cabo de dos meses, él hablaba igual que la gerencia del BCR: Él le iba a explicar a Velasco que había que hacer esto o aquello. Al final lo botaron junto a Ángel Valdivia, que era el General encargado del Ministerio de Hacienda, que hablaba también como nosotros; por eso es que a nosotros nos veían como una especie de “magos juveniles”, unos “duendes” que estaban que estaban corrompiendo todo el pensamiento militar.

Y luego de que esto ocurriera en el ’69, a nosotros nos enjuiciaron, así como también a la mayoría de los ministros de Hacienda de Belaúnde (entre ellos, Sandro Mariátegui) por cosas, absolutamente ridículas. Sandro se pasó tres años en la cárcel, fue una de las víctimas de este golpe, que aunque los resultados de su gestión no fueron buenos, era un tipo súper dedicado y honesto. Yo creo que el golpe mismo se debió a las ambiciones de Velasco, que se hubieran podido parar, si el Presidente Belaúnde hubiera puesto a otro de Ministro de Guerra; por ejemplo, al “Machote” Rodríguez, que era un tipo que sí estaba más dentro de una onda democrática.

Además, había una influencia nazerista en el ejército –en el Medio Oriente trascendió mucho todo lo que había pasado con Nazer, nacionalismo más estatismo-; eso era una corriente que se veía en el CAEM (Centro de Altos Estudios Militares), donde nosotros, como funcionarios del BCR, dábamos clases y se veía claramente esa tendencia. Todo eso llevó a lo que se llamó el “Plan Inca” y a toda la política económica del gobierno militar, a la cual nosotros nos opusimos, por eso nos vieron como un obstáculo y nos sacaron fuera del país”.

Tras el golpe de Estado al presidente Belaúnde, el 3 de octubre de 1968, los gerentes del BCR Carlos Rodríguez Pastor Mendoza, Richard Webb Duarte y Pedro Pablo Kuczynski fueron acusados por los militares de otorgar certificados de divisas a la International Petroleum Company,  permitiendo que esta compañía pueda remesar millones de dólares actuales de utilidades a la Standard Oil, su matriz en Estados Unidos Debido a esto Kuczynski se vio obligado a refugiarse en Estados Unidos.

Luego de un proceso judicial que duró ocho años, la Corte Suprema de Justicia absolvió a Kuczynski, y otros directivos del BCR, de los cargos.

Segundo gobierno de Belaúnde

En 1980, volvió al Perú y colaboró en la campaña electoral de Belaúnde Terry, quien al asumir su segundo mandato no consecutivo, lo nombró ministro de Energía y Minas.

Como ministro impulsó la Ley Nº 23231, que fomentaba la explotación energética y petrolera; sin embargo, la denominada Ley Kuczynski no estuvo exenta de polémica por las exoneraciones tributarias que concedía a las empresas petroleras extranjeras. En diciembre de 1985 fue derogada.

Gobierno de Alejandro Toledo

Durante la campaña presidencial de Alejandro Toledo trabajó como jefe de plan de gobierno; tras el triunfo de este, fue designado ministro de Economía y Finanzas.

Como tal, realizó acuerdos con el Fondo Monetario Internacional para ayudar a cumplir las metas en política económica trazadas por el gobierno; sin embargo fue criticado en numerables ocasiones por Alan García, opositor al gobierno.

Tras el aumento de protestas sociales en Arequipa por la privatización de empresas eléctricas, renunció a su cargo el 11 de julio de 2002.

Regresó al cargo el 16 de febrero de 2004; fue nombrado Presidente del Consejo de Ministros del Perú el 16 de agosto de 2005 y nombró a Fernando Zavala Lombardi como Ministro de Economía, permaneció en el premierato hasta julio de 2006 partido Peruanos Por el Kambio, postulando junto con el ex gobernador regional de Moquegua Martín Vizcarra como primer vicepresidente y con la ex ministra de Economía y Finanzas Mercedes Aráoz como segunda vicepresidenta.

Su equipo técnico estuvo conformado por el ex ministro de Trabajo y Promoción del Empleo Juan Sheput, el empresario Pedro Olaechea, el economista Alfredo Thorne, entre otros. En las elecciones realizadas el 10 de abril de 2016 logró pasar a la segunda vuelta electoral sobrepasando ajustadamente a la candidata del Frente Amplio Verónika Mendoza. Tras enfrentar en el balotaje a la candidata de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, resultó vencedor con el 50,124% de los votos.

Labor social

Fundó la ONG «Agua Limpia», destinada a apoyar a los gobiernos de zonas rurales para financiar proyectos de agua potable y alcantarillado, como también educar a la población sobre los beneficios, buen uso, el costo y saneamiento del agua potable. El proyecto ha sido implementado en varias comunidades de los departamentos de Áncash, Arequipa y La Libertad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

TU COMENTARIO O SUGERENCIA NOS HARÁ CRECER

ECA PRODUCTORA Y MÁNAGER

ECA PRODUCTORA Y MÁNAGER
Productora de Eventos / Mánager de artistas