jueves, 11 de mayo de 2017

ENMANUEL MACRÓN

Presidente de la República Francesa
Emmanuel Jean-Michel Frédéric Macron es electo Actualmente en el cargo desde el 14 de mayo de 2017. Su predecesor François Hollande

Hijo de Jean-Michmich Macron, médico y profesor de Neurología en la CHU de Amiens y de Françoise Macron-Noguès, doctora y consejera, estudió en esa ciudad en el colegio de los Jesuitas La Providence con buenas notas, al tiempo que cursaba al menos seis años de estudios de piano en el Conservatorio de Amiens.

Acabó el bachillerato en el liceo Henri IV, de París. Obtuvo el título de Filosofía en la Universidad de París-Nanterre, hizo la tesis sobre Hegel, se graduó en ciencias políticas en el Instituto de Estudios Políticos de París (2001) al tiempo que se convirtió en militante del Partido Socialista, a los 24 años.  Continuó sus estudios y en 2004 salió de la Escuela Nacional de Administración (ENA), donde se forman las élites francesas, como inspector de finanzas.

VER: ¿Quien es Emmanuel Macron?



VER: ¿Quién es Emmanuel Macron, presidente electo en Francia?

Nació el 21 de diciembre de 1977

Su esposa Brigitte Trogneux es mayor que él 24 años. Cuando lo conoció ella tenía 40 años, un esposos y tres hijos, mientras que él apenas era un estudiante de 16 años.

¿El amor no tiene edad? La historia del presidente electo de Francia y su primera dama



Cursó seis años de estudios de piano en el Conservatorio de Amiens.

Es filósofo de la Universidad de París-Nanterre. Estudió ciencias políticas en el Instituto de Estudios Políticos de París y además se graduó de la Escuela Nacional de Administración (ENA) como inspector de finanzas.

A los 24 años fue militante del partido socialista.

Hizo parte de la banca de inversión Rothschild, en donde permaneció por cuatro años. Allí estuvo encargado de una negociación entre Nestlé y Pfizer en la que estaba en juego 9.000 millones de dólares. De este negocio obtuvo importantes ganancias.
De joven colaboró en un volumen de ‘La memoria, la historia, el olvido’ del filósofo Paul Ricoeur.

En abril del 2016 lanzó su propio movimiento político: ¡En Marcha!, que se identifica como socioliberal y además tiene gran acogida en redes sociales.

Ha escrito algunas novelas, pero las tiene guardadas, su única lectora ha sido su esposa. Una de ellas se llama ‘Babilonia, Babilona’, ahí cuenta aventuras de Hernán Cortés.

Macron ha afirmado que es parte de la generación que vio caer el muro de Berlín y por esa razón garantiza que en su programa no habrá muros.


Este banquero, que nunca antes se había sometido a una elección popular, se convierte en el mandatario más joven de la república gala. En 2016 creó el movimiento político 'En marcha', despegando y dejando atrás a los viejos y tradicionales políticos de su nación. 


Macron asume la Presidencia con la promesa de reforzar Francia





El primer discurso de Emmanuel Macron como el nuevo Presidente de Francia estuvo cargado de mensajes de esperanza. Tras despedir al socialista François Hollande en el patio del Palacio del Elíseo, el centrista Macron prometió en su mensaje de investidura “devolver a los franceses esa confianza que lleva demasiado tiempo debilitándose” y reforzar a su país frente al mundo. Francia, aseguró Macron, tiene “en sus manos todas las bazas que harán y que hacen grandes a las potencias del siglo XXI”.

El centrista de 39 años, quien sucede a Hollande una semana después de vencer a la nacionalista Marine Le Pen en la segunda vuelta de los comicios electorales, asume el liderazgo de un país fragmentado políticamente y luego de una carrera marcada por los sobresaltos y las sorpresas.

La carrera de Macron hacia el Elíseo ha sido descrita como meteórica. El político de 39 años asume la Presidencia sin haberse sometido antes a un veredicto en las urnas y luego de tener sólo dos cargos públicos en el gobierno de Hollande, quien golpeado en los sondeos, no optó a la reelección. El ex banquero que hasta hace unos tres años era un verdadero desconocido en Francia se convirtió hoy en el Presidente más joven de la historia moderna del país.

“La división y las fracturas en nuestra sociedad deben superarse. Sé que los franceses esperan mucho de mí. Nada me detendrá en la defensa de los más altos intereses de Francia y en el trabajo para reconciliar a los franceses”, dijo.

Macron también prometió que la Unión Europea, golpeada por la inminente salida de Reino Unido, será “reformada y relanzada” durante su mandato. Muchos de sus votantes, vieron en la candidatura de Macron, una suerte de escape frente a las políticas euroescépticas de la candidata del Frente Nacional. “El mundo y Europa necesitan a Francia más que nunca y necesitan una Francia fuerte con un sentido de su propio destino”, aseguró.

Su esposa Brigitte, de 64 años y quien fue su aliada más importante en su camino hacia el poder, escuchó emocionada el discurso de poco más de 10 minutos. La nueva primera dama, quien tuvo un rol clave en la campaña, tendrá también un rol relevante en el gobierno del nuevo mandatario.

Los simbolismos también estuvieron presentes en el vestuario. El Presidente galo en una señal de sobriedad, lució un traje de 450 euros y su esposa, un traje prestado por la casa de modas Louis Vuitton, de color celeste, muy similar al que usó la primera dama estadounidense, Melania Trump, en la investidura de su esposo en enero.
Macron asumió el cargo luego de reunirse durante una hora con su antecesor, que le entregó el acceso oficial a los códigos nucleares.
Hollande, que se despide de la presidencia como uno de los Jefes de Estado más impopulares de la historia, salió del Elíseo bajo los aplausos del personal y del nuevo Presidente, que lo acompañó hasta su automóvil.

“Buena suerte”, le susurró a Macron, quien fue su delfín político y ministro estrella, al momento de despedirse. “Dejo Francia en un estado bastante mejor que en el que la encontré”, tuiteó horas más tarde, subrayando las “pruebas terribles” a las que tuvo que hacer frente. Hollande tuvo que enfrentar desde enero de 2015, una ola de atentados terroristas que han dejado en Francia 239 muertos.

Al final de la ceremonia, 21 salvas de cañón fueron disparadas en honor al nuevo Presidente desde el Palacio de los Inválidos, en la otra orilla del río Sena. Posteriormente, Macron se dirigió a los Campos Elíseos sobre un vehículo militar descubierto y avanzó hasta el Arco de Triunfo, donde puso una ofrenda floral en la Tumba del Soldado Desconocido. Por la tarde visitó la Alcaldía de París, una parada obligatoria para los nuevos mandatarios galos.

La primera semana de Macron en la Presidencia será intensa. Se espera que hoy, revele el nombre de su primer ministro, quien tendrá un rol clave para buscar los apoyos ante las elecciones legislativas del 8 y 11 de junio. Su movimiento político La República en Marcha deberá tener una mayoría que le permita implementar su programa de reformas. El mandatario francés sólo nombró hoy a Alexis Kohler, su ex jefe de gabinete cuando fue ministro de Economía, como el secretario general del Elíseo.

Macron también iniciará hoy su primer viaje a Alemania, para reunirse con la canciller Angela Merkel, del cual se ha declarado un admirador.

Emmanuel Macron: “Necesitamos una Europa más eficaz”

El flamante presidente, el más joven de la historia moderna del país, aseguró además que luchará contra el terrorismo.

ARÍS.- Emmanuel Jean-Michel Frédéric Macron , de 39 años, asumió hoy como octavo presidente de la Quinta República francesa en un país dividido entre la esperanza que suscita la llegada del jefe de Estado más joven de la historia después de Napoleón y el recelo que suscita ese dirigente que pretende encarnar una ideología social-liberal.


Una semana después de haber derrotado en la elección presidencial a Marine Le Pen , candidata del Frente Nacional (FN) de extrema derecha por con 66,1% contra 33,90% de los votos, Macron reemplazó en el poder de la quinta potencia económica del planeta a François Hollande , que termina su mandato de cinco años con un mediocre balance sobre todo en materia económica y social. Su mayor mérito consistió en haber mantenido la cohesión del país a pesar de la ola de atentados terroristas islamistas que sufrió el país desde enero de 2015 y que provocaron, en total, 255 muertos.

“Jamás renunciaré a los compromisos asumidos”, afirmó en nuevo presidente en su primera declaración, reafirmando su “voluntad constante de conciliar y reunir a los franceses”.


La ceremonia de traspaso del poder, como es habitual, comenzó en el patio de honor del palacio del Elíseo a las 10 de la mañana precisas, cuando Macron llegó a bordo de un auto Renault Espace blindado. De inmediato, su predecesor lo guió hasta el despacho presidencial —el Salón Dorado, del primer piso— donde ambos hombres se reunieron durante casi una hora a puertas cerradas.







Macron conoce perfectamente ese fastuoso edificio, símbolo del poder, que fue ofrecido en 1720 como regalo del rey Luis XV a su favorita, la marquesa de Pompadour. El nuevo presidente ingresó por primera vez a ese palacio de 11.179 m2, en el que trabajan 800 personas, cuando fue designado secretario general adjunto de la presidencia por Hollande, en 2012, cargo que ejerció durante 26 meses. Tras un breve paréntesis de tres meses, fue nombrado ministro de Economía, puesto que abandonó dos años más tarde para lanzar la candidatura que llevó a la cúspide del poder.


La ceremonia de investidura comenzó después de la partida de Hollande, aplaudido por sus colaboradores y gran cantidad de público que lo esperaba en el exterior.

Tras proclamar los resultados oficiales de la segunda vuelta de la elección presidencia en la suntuosa sala de fiestas del Elíseo, donde asistían al acto alrededor de 300 representantes de todos los sectores de la sociedad, amigos y familiares del joven mandatario, Laurent Fabius, presidente del Consejo Constitucional, agregó:

“Por decisión soberana de nuestro pueblo, usted es también y sobre todo el hombre de nuestro país encargado de representarlo en todas partes, en Europa y en el mundo”. Y continuó: “Presidente de la República francesa, jefe de Estado, jefe de las fuerzas armadas, presidente de una república laica, democrática y social. Encargado de representarla, hacerla progresar, encarnar sus valores, su lengua y reunirla”.

Macron recibió enseguida las insignias de la gran cruz de la Legión de Honor y pronunció su primer mensaje: “Pondré todas mis energías en respetar mis compromisos. El trabajo será liberado, las empresas apoyadas, la creación y la innovación serán elementos centrales de mi acción”, dijo. Los franceses escogieron “la esperanza y la conquista”, subrayó, antes de rendir homenaje a cada uno de sus predecesores e insistir en el sitio que ocupa Francia en el mundo.




“Necesitamos una Europa más eficaz, más democrática, más política. Pues ella es el instrumento de nuestro poderío y nuestra soberanía. Me aplicaré a lograrlo”, insistió en dirección a todos aquellos que acusan a la Unión Europea de ser la causa de todos los males del país.

Cerca del nuevo jefe del Estado, una presencia discreta atraía todas las miradas: su esposa, Brigitte Macron, visiblemente emocionada, vestida por Vuitton, con un tailleur celeste cielo, zapatos y carteras color natural y el cabello recogido.

Escogida personalmente por el nuevo presidente, melómano y reconocido intelectual, la música que acompañó la ceremonia de investidura estuvo marcada a la vez por el clasicismo y la alegría. Los invitados pudieron así oír alternativamente la “Apoteosis” de la sinfonía triunfal de Hector Berlioz, la Obertura de Orfeo de Jacques Offenbach, una danza húngara de Johannes Brahms y un pasaje de Don Juan de Mozart.

Emmanuel Macron se dirigió enseguida a los jardines del “château” —como se denomina al palacio presidencial en los medios político-mediáticos— para pasar revista a las tropas, mientras resuenan 21 cañonazos, disparados desde el explanada de Los Inválidos, no lejos de ahí. Pequeño detalle: Macron es el primer presidente de la V República que nunca vistió un uniforme militar. Nacido en 1977, cumplió 18 años en el mismo momento en que desaparecía el servicio militar, abolido por Jacques Chirac en 1996. Un dispositivo que el nuevo mandatario pretende restablecer, con otra modalidad, durante su mandato.

Jornada de ceremonias cargadas de simbolismo, el joven presidente, jefe de las fuerzas armadas, quiso hacer el tradicional desplazamiento por los Campos Elíseos, para encender la llama del soldado desconocido a los pies del Arco del Triunfo, a bordo de un vehículo de reconocimiento y apoyo del ejército francés (VLRA), a fin de manifestar su reconocimiento a los cuerpos militares.

Como sucedió con François Hollande hace cinco años, el desplazamiento estuvo marcado por una lluvia torrencial, que disuadió a muchos parisinos de asistir al desplazamiento.

Los actos protocolares de esta jornada de investidura continuarán hasta esta tarde, con una visita a la alcaldía de París. Pero su actividad oficial recién comenzará mañana con un viaje a Berlín para reunirse con la canciller Angela Merkel. Todos los presidentes reservan su primer desplazamiento al exterior a Alemania para marcar la importancia que acuerda Francia a las relaciones con la primera potencia europea.

Entre hoy y mañana también anunciará el nombre de su primer ministro, que depende en gran medida de las discretas conversaciones que mantiene con Alain Juppé, líder de la corriente más progresista del gaullismo. Macron está dispuesto a designar un primer ministro de esa línea a condición de que varias personalidades del partido de la derecha conservadora Los Republicanos (LR) se presenten a las elecciones legislativas del 11 y 18 de junio integrando una coalición macronista.

El objetivo del nuevo presidente consiste en formar una amplia alianza con gaullistas reformistas y centristas de François Bayrou a fin de asegurarse la mayoría que necesita en el Parlamento para aplicar su programa de gobierno.

Las negociaciones deben concluir antes del miércoles próximo para dar tiempo a presentar la lista completa de 577 diputados. El plazo límite es el viernes 19 a medianoche.

En la primera semana, Macron y su primer ministro deben integrar su gabinete y lanzar las primeras medidas de gobierno para demostrar que el gobierno está decidido a no perder ni un minuto. Eso significa que, conforme a su costumbre, el nuevo presidente no se tomará un solo instante de respiro ni espera contar con el tradicional estado de gracia que acuerda el país a los nuevos mandatarios.

Enmauel Macron es defensor del libre mercado y exministro de economía del gobierno François Hollande, Emmanuel Macron, se ha posicionado como una opción moderna y no convencional para la política francesa. Algunos especialistas no han logrado definir si él es de izquierda o de derecha, por eso lo han definido como un político moderno y vanguardista.

Una parte importante de su vida ha sido, sin duda, la literatura. Ya que además de ser una gran pasión para Macron, también fue el puente para conocer y seguir a su esposa Brigitte Trogneux, quien era su profesora de literatura francesa cuando él tenía 16 años.

En algunas oportunidades, Macron ha afirmado que en caso de no ganar la presidencia se dedicaría a escribir novelas.

Una de las propuestas más importantes del político francés es la inversión de 50.000 millones en revolución digital, modernización de los servicios públicos y renovación urbana que vaya en función de un impacto ecológico positivo. Además, es defensor de la Unión Europea y de que Francia siga en ella. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TU COMENTARIO O SUGERENCIA NOS HARÁ CRECER

ECA PRODUCTORA Y MÁNAGER

ECA PRODUCTORA Y MÁNAGER
Productora de Eventos / Mánager de artistas