martes, 4 de septiembre de 2018

INTERVENCIONES EN EL MERCADO

Los mercados competitivos suelen sufrir intervenciones por parte del gobierno, como una forma de regularlos, lo que podría volverlos menos competitivos; sino que presentan fallas, como: monopolios, monopsorios, carteles o existencia de externalidades negativas, entre otras, entonces las intervenciones gubernamentales podrían ser útiles para mejorar el bienestar social.

Las intervenciones más importantes pueden ser: La fijación de precios máximos, fijación de precios mínimos, impuestos indirectos, subsidios de producción y aranceles de importación, las que se pueden analizar con algunos modelos tradicionales d la microeconomía y algunos conceptos de la economía del bienestar.

La oferta y la demanda

Las principales herramientas con que se representan, simplifican y analizan los mercados son la curva de demanda, para modelar la conducta de los consumidores, y la curva de oferta, para modelar la conducta de los productores; desde ese punto de vista, la curva de demanda representa el conjunto de los precios máximos que están dispuestos a pagar los consumidores por cada unidad a comprar, dadas ceteris paribus las demás variables que puedan influir en las decisiones. Alternativamente, se puede describir la curva de demanda como el conjunto de las cantidades mínimas que los consumidores están dispuestos a comprar, a cada precio alternativo, dadas las demás variables.

Mientras que la curva de oferta representa el conjunto de los precios mínimos que están dispuestos a cobrar los productores por cada unidad a vender, dadas todas las demás variables que influyen en sus decisiones, también alternativamente, se puede definir la curva de oferta como el conjunto de las cantidades máximas que los productores est´n dispuestos a producir y vender, a cada precio alternativo, con las demás variables dadas. Lo importante es que son los precios y las cantidades que se está dispuesto a pagar, cobrar y transar.

En este contexto, el equilibrio competitivo será aquel que se genera el propio mercado, sin intervenciones exógenas   discrecionales, lo que nos puede entregar un precio y una cantidad, en que tanto los consumidores, como los productores, coincidentemente están dispuestos a transar, por lo que se denomina precio y cantidad de equilibrio.

La economía del bienestar nos provee más herramientas analíticas que nos permiten aproximarnos a los problemas en discusión, por ejemplo, los conceptos del excedente de los consumidores y del excedente de los productores, en el mercado de un buen o servicio en particular.

EL EXCEDENTE DE LOS CONSUMIDORES

Conceptualmente, el excedente de los consumidores corresponde al bienestar que ellos pueden obtener al disponer de mayores recursos para adquirir otros bienes y servicios, lo que permitiría satisfacer más y/o mejor sus necesidades.

Matemáticamente, el excedente de los consumidores es la diferencia entre el precio máximo que están dispuestos a pagar los consumidores, por cada unidad adquirida, y el precio máximo que están dispuestos a pagar los consumidores, por cada unidad adquirida, y el precio efectivamente cancelado, el que se mide en unidades monetarias/unidad de tiempo, por lo tanto, el excedente de los consumidores es un flujo monetario.


Porque, por ejemplo, por la cantidad qA (40 gaseosas) los consumidores están dispuestos a pagar, como máximo PA ($ 4), pero si el precio efectivamente pagado es Pe ($3).

Porque, por ejemplo, por la cantidad qA (40 gaseosas) los consumidores están dispuestos a pagar, como máximo PA ($ 4), pero si el precio efectivamente pagado es Pe ($3), entonces queda un excedente para los consumidores, representado por la diferencia entre estos precios, diferencia que se puede destinar a comprar y consumir más de otros bienes o servicios, lo que lleva a satisfacer más y/o mejores necesidades, generando un mayor bienestar para los consumidores.

Si la Función de Demanda la representamos en el sig. Gráfico:

Con una curva, como corresponde en la realidad, el concepto de excedente de los consumidores sigue siendo el mismo, pero matemáticamente se tendría que calcular con una integral bajo la curva de demanda, hasta Pe, desde cero hasta qe, sólo complicando un poco los cálculos, pero sin cambiar los conceptos, por lo tanto, para simplificar la parte geométrica y matemática utilizaremos sólo funciones de demandas rectas,


EL EXCEDENTE DE LOS PRODUCTORES

Conceptualmente, el excedente de los productores corresponde al bienestar que éstos pueden obtener al disponer de mayores recursos para financiar sus actividades, lo que permitiría satisfacer más y/o mejor sus necesidades, entendiendo como productores no solamente a los dueños de las empresas, sino que también a sus directivos, sus trabajadores, sus acreedores y proveedores.

Matemáticamente, el excedente de los productores es la diferencia entre el precio efectivamente obtenido por los productores, y el precio mínimo que éstos están dispuestos a recibir, por cada unidad vendida, lo que se mide en unidades monetarias/unidad de tiempo, es decir, también se trata de un Flujo monetario.

En el sig. Gráfico:


El excedente del productor corresponde al área, sobre la curva de oferta, hasta el precio efectivamente obtenido (Pe).

Porque, por ejemplo, la cantidad qB los productores están dispuestos a cobrar y obtener, como mínimo PB, pero si el precio efectivamente obtenido es Pe, entonces queda un excedente para los productores, que se puede representar por la diferencia que se puede destinar a repartir más utilidades, pagar mejores remuneraciones, comprar mejores insumos o prepagar deudas, lo que en definitiva lleva a satisfacer más y/o mejores necesidades de los productores, en un sentido amplio, generando un mayor bienestar para ellos.


El excedente del productor corresponde al área, sobre la curva de oferta, hasta el precio efectivamente obtenido (Pe).


Porque, por ejemplo, la cantidad qB los productores están dispuestos a cobrar y obtener, como mínimo PB, pero si el precio efectivamente obtenido es Pe, entonces queda un excedente para los productores, que se puede representar por la diferencia que se puede destinar a repartir más utilidades, pagar mejores remuneraciones, comprar mejores insumos o prepagar deudas, lo que en definitiva lleva a satisfacer más y/o mejores necesidades de los productores, en un sentido amplio, generando un mayor bienestar para ellos.

LOS PRECIOS MÁXIMOS

Estos los fijan los fijan los gobiernos por debajo del precio de equilibrio normal de mercado. Las autoridades de gobierno se pueden sentir motivadas a fijas precios máximos, por ejemplo, en los siguientes casos:

a)   Cuando el precio de equilibrio normal de mercado se considera que es muy alto.
b)  Cuando existe un monopolio natyral o de mercado, que genera un precio muy alto, (aunque éste no es el caso ilustrado en el gráfico anterior.
c)    Cuando las autoridades de gobierno consideran que el bien en cuestión es de primera necesidad para los sectores de menores ingresos de la población.
d)  Cuando las autoridades estiman que los productores están obteniendo beneficios sobre los normales.

EFECTOS DE LOS PRECIOS MÁXIMOS


Si por alguna de las razones anteriores, las autoridades de gobierno deciden ponerle un precio máximo a la comercialización de un bien o servicio, por ejemplo, al nivel PM, como se muestra en el sig. Gráfico, entonces se podrían verificar los siguientes efectos:


a)   Disminuye el precio relevante que pagan los consumidores, desde Pe hasta PM, porque las autoridades impiden que se transe al precio Pe por ser muy alto.

b)  También disminuye el precio relevante que reciben los productores, desde Pe hasta PM, porque pueden cobrar como máximo PM y nada más.

c)    Disminuye la cantidad consumida, producida y transada, desde qe hasta q0, porque el menor precio (PM) desincentiva la producción y los consumidores sólo pueden acceder a esa menor cantidad disponible, aunque estarían dispuestos a comprar q0, pero no hay suficientes productos disponibles en el mercado.

d) 
El excedente de los consumidores puede aumentar, disminuir o mantenerse igual, porque aumenta el bienestar debido a la caída en el precio, lo que se representa por el área del triángulo PM – B – F – Pe;



g) Hay un efecto neto negativo para la sociedad, al disminuir su bienestar, porque lo que ganan los ganadores, en este caso los consumidores, es menos de lo que pierden los perdedores, como los productores, esta disminución en el bienestar de la sociedad se puede representar por el área del triángulo B – E  - C, asociado aún menor consumo y menor producción, debido a la fijación de un precio máximo.

h) Paralelamente podría observarse el fenómeno denominado mercado negro, paralelo o informal, donde aquellos consumidores que alcanzaran a adquirir los bienes a un precio menor que el equilibrio, lo podrían vender a un precio mayor, pero en forma clandestina, al margen de la regulación oficial, porque habría otros consumidores que estarían dispuestos a pagar más que el precio máximo, con tal de disponer del bien en cuestión.







Translate