viernes, 13 de febrero de 2015

¿SON LOS MAPAS QUE USAMOS UNA GRAN MENTIRA?

Mapas: ¿Cómo representan el mundo diferentes países?



El mapamundi que vemos durante la infancia condiciona nuestra representación mental sobre la distribución de los países en la Tierra. Pese a que la realidad es una, cada país representa el mapa del mundo en función de factores históricos, geopolíticos y culturales.

El mapamundi de cada país se diferencia en función de cómo esté centrado en relación a la orientación de los puntos cardinales (Este-Oeste, Norte-Sur) y su método de proyección.

La otra cara de la Tierra en 10 mapamundi de la NASA


Desde que los astronautas del Apolo 17 tomaron en 1972 la  foto de la Tierra, empezamos a ver nuestro planeta de modo diferente. Las fotos tomadas por los satélites Tierra y Agua de la NASA amplían aún más nuestra visión del planeta azul.

 impresionante foto del planeta tomada por el Apolo 17
Desde aquella impresionante foto del planeta tomada por el Apolo 17, las imágenes modernas nos permiten analizar la fenomenología de la Tierra de una manera más detallada. 

 El portal BigPicture reúne siete mapas del mundo procedentes de Rusia, Europa, Estados Unidos, China, Australia, Sudáfrica y Chile. 

Mapamundi de Rusia

El eje vertical central del mapa discurre a través de Moscú. De esta forma, tanto Estados Unidos como Australia se encuentran en la 'periferia' del mundo y el océano Pacífico no es percibido como un espacio único.

Mapamundi de Europa

El eje vertical central del mapa discurre a través de Londres. Como ocurre con el mapamundi de Rusia, tanto Estados Unidos como Australia se sitúan en la periferia del mapa, y su eje Este-Oeste está centrado sobre el meridiano de Greenwich. Además, las dimensiones de las áreas más alejadas del Ecuador están aumentadas de forma exagerada.


Mapamundi de Estados Unidos

El eje vertical del mundo pasa a través de los Estados Unidos, que queda como una isla bañada por los océanos Pacífico y Atlántico. Como en el caso del mapa europeo, el Ecuador se desplaza a la parte inferior del mapa, lo que da la impresión de que América del Sur, África y Australia tienen un tamaño menor. Además, para un estadounidense es complicada la percepción de Rusia, India y China, ya que estos países están partidos y aparecen dos veces.


Mapamundi de China

El eje vertical central del mapa discurre a través de la costa occidental del océano Pacífico. En cuanto al eje Norte-Sur, el Ecuador está situado de manera precisa en el centro, y la proyección acentúa la curvatura de las regiones situadas en los extremos.

Mapamundi de Australia

Hay un estereotipo general que determina los países que están 'por encima' y los que están 'por debajo', pero desde el punto de vista astronómico, el Polo Sur bien podría ser el Norte y viceversa. Así, bajo el título 'The world upside down' (el mundo al revés) Australia gira en su mapa el eje vertical 180 grados.

Mapamundi de Sudáfrica

De manera análoga al mapa australiano, Sudáfrica se sitúa en la parte superior del mundo ocupando una posición dominante frente al resto entre los océanos Índico y Atlántico. El océano Pacífico y Rusia quedan situados en la periferia. 


El mapa que usamos nos muestra que África y Groenlandia son casi del mismo tamaño, aunque en la realidad la primera es catorce veces más grande que la segunda. ¿Qué otros errores contiene nuestro atlas?

La imagen del mundo que propone el mapa que actualmente usamos es completamente errónea, ya que las proporciones de los continentes no se corresponden a la realidad, revela el portal BuzzFeed.

Dicho atlas fue creado por el cartógrafo Gerardus Mercator en el siglo XVI para la navegación y es fiel a las coordenadas geográficas. Sin embargo, representa una visión desproporcionada del tamaño de los continentes.

De este modo, según el mapa que usamos, África es casi del mismo tamaño que Groenlandia, aunque la primera es unas 14 veces mayor en superficie que la segunda (30.221.532 kilómetros cuadrados contra 2.166.086). Lo mismo ocurre con el Reino Unido que ocupa 243.610 kilómetros cuadrados y Madagascar (587.041) que están reflejados en el atlas como si tuvieran el mismo tamaño.

















Estos mapas  son proyecciones cartográficas no  mentiras.

Para representar la superficie de la Tierra se utilizan proyecciones que intentan reflejar el área, las formas y las distancias. Hay más de 400 y ninguna es precisa a la perfección

. Veamos dos:

Proyector Mercator
Proyector Gall - Petter

 Proyección Mercator que responde a las exigencias matemáticas de la proyección cilíndrica

La característica de esta proyección es que tanto los meridianos como los paralelos son líneas rectas y se cortan perpendicularmente. Los meridianos son líneas rectas paralelas entre sí dispuestas verticalmente a la misma distancia unos de otros. 

Los paralelos son líneas rectas paralelas entre sí dispuestas horizontalmente pero aumentando la escala a medida que nos alejamos del ecuador.

 Este aumento de escala hace que no sea posible representar en el mapa las latitudes por encima de los 80º.

El mapa de Mercator es realmente conforme, la forma de los países es real, pero su superficie aumenta exageradamente en las latitudes altas.

El éxito de la proyección de Mercator se debe a que cualquier línea recta que se trace marca el rumbo real, con lo cual se puede navegar siguiendo con la brújula el ángulo que se marca en el mapa. A esta línea de rumbo se llama loxodrómica.

Con la Proyeccion Mercator de la tierra, ese mapa no es visto desde un punto de vista plano, sino por la curvatura de la tierra. La perspectiva se ve alargada y las distorsiones son mas evidentes mientras mas se alejen del Ecuador, por eso Groenlandia se ve mas grande cuando es solo una 1/4 parte de Australia o que que Africa y Sur América son enormes.


 




 Nuestro planeta es una esfera achatada por los polos, un geoide. Para representar en un mapa la superficie de la Tierra se utilizan proyecciones (transformaciones matemáticas) que buscan reflejar el tamaño, las formas y las distancias en los distintos continentes. El mapa más popular y habitual es el conocido como Mercator, pero cuenta con detractores, entre ellos la Unesco o muchas ONG. 
El principal reproche de estas organizaciones consiste en que este mapa no respeta el tamaño real de los continentes, magnificando a Europa y Norteamérica respecto al resto, y proponen el mapa de Peters (o Gall-Peters), que ajusta mucho más fielmente las áreas de los continentes.
Basta con mirar la extensión de Europa y Sudamérica y luego observar el dibujo de Mercator (en la imágen sobre estas líneas) para darse cuenta fácilmente de que no hay correlación entre las cifras y los tamaños. Estos dos continentes parecen similares y, sin embargo, Sudamérica es en realidad bastante más grande que Europa, que ocupa una extensión de 10.530.751 km cuadrados por los 17.824.296 km cuadrados sudamericanos. O por poner otro ejemplo, África y Groenlandia parecen casi iguales, cuando en realidad el primero es catorce veces el segundo.

Proyección Gall - Petter


Plasmar una superficie curva, como la Tierra, en otra plana, como un mapa, requiere inevitablemente de una deformación de ángulos o de superficie. A diferencia del mapamundi empleado comúnmente, el mapa de Peters se basa en la conservación de los ángulos y sitúa el ecuador en el centro del mapa, dando así la misma importancia a los países del hemisferio norte que a los países del hemisferio sur.
El resultado es que el número de km2 de los continentes es más equilibrado con respecto al tamaño que los continentes poseen en el mapa. De este modo, África es más grande y Europa es más pequeña de lo que son en el mapamundi más utilizado.
La ONU y las ONG defienden la validez del mapa de Peters por dar una imagen más ajustada del mundo, sin embargo, su aplicación no se ha extendido, según las ONG, porque la proyección de Peters resta importancia a los países más poderosos con respecto a los países del tercer mundo.
La proyección de Peters también se conoce como proyección de Gall-Peters, ya que el clérigo escocés James Gall ya propuso en 1855 el mismo sistema aplicado por Peters más tarde, a mediados del siglo XX.

Los mapas no muestran las dimensiones reales debido a las distintas formas de proyecciones cartograficas que se usan, por eso ciertos territorios aparecen mas grandes o pequeños de lo que realmente son de acuerdo a la proyección empleada.

1 comentario:

TU COMENTARIO O SUGERENCIA NOS HARÁ CRECER