viernes, 1 de mayo de 2015

VOLCÁN

Los volcanes son aberturas de la corteza terrestre por las que salen al exterior materiales calientes procedentes del manto, que pueden ser líquidos sólidos o gaseosos.

Estos materiales reciben el nombre general de  magma, que provienen del interior terrestre. 
El magma se encuentra a elevadas temperaturas gracias al calor generado en las zonas más profundas de La Tierra.
Los volcanes pueden situarse sobre el nivel del mar o bajo el agua. En este último caso las erupciones pasan desapercibidas por la mayoría de las personas, pero no para los científicos. Localizar un volcán y conocer su estado es tarea primordial para prevenir desastres. Este trabajo lo realizan los vulcanólogos.
Los volcanes son impresionantes manifestaciones de la abrasadora potencia que contiene el interior de la Tierra.


Estas formaciones son básicamente respiraderos en la superficie de la Tierra por la que sale la roca fundida, los escombros y los gases del interior del planeta.


Los volcanes suelen ser terriblemente destructivos y crean un paisaje característico.


Estructura de un volcán

El corte transversal de un
volcán tipo nos permite
 observar sus
principales componentes
 desde las profundidades de la
Tierra hasta la superficie.
Esta fisura en la superficie
de la Tierra,
 que conocemos como volcán,
puede encontrarse en los
continentes o en el mar,
 ya sea sobre o bajo
el nivel del agua.
un volcán se pueden distinguir las siguientes partes:

  • Cono volcánico: elevación del terreno producida por la acumulación de productos de erupciones volcánicas anteriores.
  • Cráter: zona de salida de los productos volcánicos.
  • Chimenea: conducto de salida que una la cámara magmática con el exterior.
  • Cámara magmática: zona en el interior de la corteza terrestre donde se acumula el magma.
En un volcán típico hay una bolsa o foco volcánico, donde se acumula el magma procedente del manto.



Cuando se forma un espeso magma y grandes cantidades de gas bajo la superficie, las erupciones pueden ser explosivas,....

¿por qué caen rayos durante las erupciones?

Este evento, que popularmente se conoce como "tormenta sucia", es un resultado directo de la erupción.
Una teoría afirma que "la carga eléctrica se produce cuando la lava irrumpe y se fragmenta en piedras y cenizas durante el violento proceso de la erupción", explica el investigador.
"Este mecanismo fragmentario sería el que produce la electricidad".

Otra idea es que son las nubes o las columnas de humo las que generan la carga eléctrica.

"Las propuestas difieren en si es la fractura de las partículas la que genera la carga o si se trata en realidad de electricidad estática que se crea porque las partículas se mueven muy rápidamente a través de la atmósfera", explica un científico.

Otros estudios que se están llevando a cabo en la actualidad, ... "están analizando las interacciones del agua y el magma en la columna de humo, y el contraste de temperaturas entre la columna de humo y la atmósfera, y dentro de la misma columna".

Pero aunque no haya certezas en cuanto al mecanismo -debido más que nada al peligro y a la dificultad de estudiar este fenómeno- no caben dudas de que las tormentas eléctricas son un efecto de la erupción.

Una consecuencia de estas tormentas eléctricas es que pueden afectar las comunicaciones.

"Pueden tener un impacto sobre todo en la aviación, ya que los rayos pueden interferir con la comunicación por radio tanto en el suelo como en el aire", ...

Y esto no solo en los sitios donde se producen los rayos, sino también donde llega la nube volcánica cargada de electricidad.

Aunque en este sentido, aclara, la ceniza sigue siendo un problema mucho más grave para la aviación de lo que puede llegar a ser la carga eléctrica.




..... escupiendo lava, rocas y ceniza al aire. 
Las cenizas pueden llegar a varias ciudades de una región.

Menos gas y magma más viscoso significan una erupción menos espectacular que causa a menudo vapores de lava que rezuman desde estos respiraderos.


Los montículos en forma de montañas que asociamos con los volcanes son lo que queda después de que el material arrojado durante las erupciones se haya amontonado y endurecido alrededor de la chimenea volcánica. Esto puede suceder durante un periodo de varias semanas o durante muchos millones de años.


Una gran erupción puede ser extremadamente peligrosa para la gente que vive cerca de un volcán. Se pueden liberar flujos de abrasador lava que pueden superar los 2.000 grados Fahrenheit, quemándolo todo a su paso incluyendo ciudades enteras.


Rocas de lava endurecida pueden llover sobre las ciudades. Los ríos de lodo procedentes de nieve que se derrite rápidamente pueden arrasar montañas y valles y enterrar ciudades.


EJEMPLO: Ensenada, el pueblo en el sur de Chile que quedó enterrado por las cenizas del volcán Calbuco que el 2 
de abril de 2015. Ensenada se convirtió en un pueblo fantasma. Sus habitantes, fueron evacuados, 
sólo podían ir unas horas al día,  con sus máscaras protectoras, para trabajar en limpiar cenizas y dar de comer a sus animales.
Con la prohibición de regresar al lugar por el el riesgo de nuevas erupciones, y por el temor a una lluvia. Si lloviese, se podrían crear peligrosos deslizamientos de lodo.

La ceniza y los gases tóxicos pueden causar daños en los pulmones y otros problemas, especialmente a los niños y a los ancianos. Los científicos calculan que más de 260.000 personas han muerto durante los últimos 300 años por las erupciones volcánicas y sus repercusiones.

Los volcanes suelen situarse en los extremos entre las placas tectónicas, losas de roca enormes que componen la superficie de la Tierra.


Aproximadamente el 90% de todos los volcanes se sitúan dentro del Cinturón de Fuego a lo largo de los bordes del Océano Pacífico.


Unos 1.900 volcanes se consideran activos en la Tierra lo que significa que muestran algún nivel de actividad y es posible que vuelvan a explotar.


Muchos otros volcanes se consideran durmientes y no muestran síntomas de volver a explosionar pero es probable que vuelvan a estar activos en el futuro. Otros se consideran extinguidos.

Una fuerte explosión que se ha producido en Hawái tras la caída de rocas en un cráter activo ha quedado grabada por una cámara del Servicio Geológico de EE.UU.

Un video grabado, el 3 de mayo  de 2015, por el Servicio Geológico de EE.UU. (USGS) muestra la explosión que se ha producido en el cráter Halemaumau del volcán Kilauea, situado en Hawái, provocada por una caída de rocas. En concreto, la cámara ha captado el momento en que la pared rocosa del cráter colapsa en el lago de lava causando la creación de una avalancha de polvo.



Lo básico que debes saber sobre volcanes y erupciones

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TU COMENTARIO O SUGERENCIA NOS HARÁ CRECER

ECA PRODUCTORA Y MÁNAGER

ECA PRODUCTORA Y MÁNAGER
Productora de Eventos / Mánager de artistas